Confidencial

Confidencial


EDCM

Félix Solís confirma que emprenderá acciones legales contra su máximo competidor en CLM

Como ya adelantó este jueves EL DIGITAL CLM, dos grandes y emblemáticas empresas de un sector tan importante para Castilla-La Mancha como es el del vino libran una dura batalla que ha trascendido a los medios de comunicación y que ya se está viendo también en los tribunales de justicia.

 

Se trata de Félix Solís, SL, por un lado, y de la Asociación Vitivinícola de Valdepeñas (AVIVAL) y el grupo de Bodegas Vinartis, S.A., propiedad del empresario José García-Carrión, por otro. Este último cuenta con el apoyo de las principales organizaciones agrarias de la región, que también han denunciado a Félix Solís.

En nuestra información de ayer nos hacíamos eco de parte del comunicado que Félix Solís envió en su defensa a OK Diario tras las informaciones aparecidas en este periódico digital. La empresa vinícola nos ha enviado el mismo comunicado con el ruego de su publicación y que puede ser contrastado con la información que ya hemos ofrecido [Guerra total de dos emblemáticas empresas de la región, con denuncias por medio].

Por su interés, y para que sea el lector el que saque sus propias conclusiones, reproducimos íntegro el comunicado de Félix Solís:

“Ante las informaciones difundidas que comprometen el rigor y profesionalidad de la industria del sector del vino y, en concreto, de Félix Solís, S.L., mediante este comunicado queremos realizar las siguientes aclaraciones:

La denuncia de las asociaciones ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha toman como base una campaña difamatoria de la empresa del señor J. García Carrión en nombre de la asociación que ha constituido recientemente AVIVAL. Las graves acusaciones responden a una ofensiva comercial y de competencia desleal como ya hiciera en el pasado contra otras marcas reputadas. En este caso presenta datos inciertos o tergiversados en algún caso como aglutinar cifras de Reserva y Gran Reserva induciendo manifiestamente a engaño.

Sobre la comercialización de vino incorrectamente etiquetado utiliza premisas intencionadamente maliciosas y falsas que describimos a continuación.

J. García Carrión aduce que Félix Solís, S.L. declara producir grandes cantidades de vino tradicional que no quedan reflejadas en las cifras de comercialización de la certificadora. Esto no significa en ningún caso que se esté comercializando fraudulentamente como vino de calidad superior, ya que ante esto: En primer lugar, vino tradicional y vino joven son conceptos sinónimos, según la terminología de la certificadora Nielsen, tal y como puede contrastar la certificadora. J. García Carrión lo sabe, pero omite intencionadamente que, por ejemplo Nielsen, define todo lo que no se crie en barrica como vino joven (también el tradicional, al que no define como tal en ningún documento). Todas las ventas de este vino se encuadran en la clasificación de vino joven.

Teniendo esto en cuenta y con los datos correctos en la mano se puede apreciar que el vino tradicional declarado cuadra con las cifras de vino comercializado que Nielsen define como joven.

En segundo lugar, que en la documentación presentada por J. García Carrión aportando datos del Consejo Regulador sobre Exportaciones, ha manipulado el cuadro estadístico que consta en la Memoria Oficial del Consejo Regulador sobre Exportaciones, añadiendo una columna de vino tinto tradicional que J. García Carrión sitúa en cero litros. Esto constituye una grave tergiversación de los datos que precisamente fundamentan la denuncia de las asociaciones agrarias. Eso es así porque el Consejo Regulador sobre Exportaciones sólo distingue entre exportaciones de vino blanco, rosado y tinto, sin hacer ningún tipo de alusión a vino joven/tradicional, crianza, Reserva o Gran Reserva.

En este punto, cabe destacar que tras la denuncia genérica de las Asociaciones Agrarias que forman parte del Consejo Regulador se han abierto inspecciones por parte de la Consejería de Agricultura a los distintos operadores de la Denominación de Origen Valdepeñas- incluido J. García Carrión.

En el caso del Félix Solís, S.L., tras la pertinente no se nos ha comunicado incidencia alguna contando todos los procesos tanto de etiquetado y contraetiquetado como de tratamiento de nuestros productos con las obligaciones pertinentes tanto en materia de trazabilidad como de seguridad alimentaria avalados por certificaciones internas como externas y resultando, sin incidencias, en toda supervisión y control realizado por los principales organismos oficiales. Supervisiones tanto de la propia administración autonómica, así como las certificadoras que actúan como delegadas de la Consejería de Agricultura que ejercen para el control, entre otros, del proceso de envejecimiento.

Félix Solís S.L. va a tomar acciones legales contra J. García Carrión en primer lugar, ante sospechas por posibles irregularidades en sus vinos -fruto de lo cual para acallar las dudas fundadas sobre la trazabilidad de la crianza de los vinos de J. García Carrión (Pata Negra y Señorío de los Llanos, entre otros)- ha decidido poner el foco en nuestro grupo; además de por manipulación de documentos, calumnias y daño reputacional. Asimismo, en afán de transparencia, se pidió ya al Consejo Regulador la iniciativa de contratación de una empresa especializada que efectúe análisis de trazabilidad para que pueda conocerse la equivalencia entre vino “criado” según el parque de barricas y ventas reales que ponga a cada operador en su lugar.

El grupo confía plenamente en la labor de las autoridades, así como en el rigor y seriedad de los medios de comunicación en el tratamiento de las informaciones, lo que no impide que, ante cualquier error o falsedad difundida, se reserve las oportunas acciones legales que le asisten en aras de restablecer su prestigio y buen nombre".

Compartir