Confidencial

Confidencial


EDCM

Alerta en Toledo porque no baja el ritmo de crecimiento de muertes por Covid-19

Aunque los datos que ofrece a diario el Ministerio de Sanidad sobre las muertes y contagios en España no son del todo fiables por los cambios que se han producido en la manera de contarlos, sí son un referente para evaluar la evolución de la pandemia y tomar las medidas necesarias al respecto.

 

Siguiendo dichos datos nos encontramos con que Castilla-La Mancha ha reducido sensiblemente el ritmo de muertes, situándose en ese aspecto entre los territorios con menor porcentaje de mortalidad en la última semana, pese a que nuestra Comunidad sigue estando en el grupo de cabeza en cuanto a la cifra de fallecidos por número de habitantes.

El número de muertos se ha ido reduciendo, pero no tanto el de contagiados. En la semana del 23 al 30 de abril el número de fallecidos fue de 278 en toda la región, alcanzándose un total de 2.466 muertos por coronavirus en toda la región. del 30 de abril al 7 de mayo el número de fallecidos ha sido de 211, 33 menos que la semana anterior. Sin embargo, el número de contagiados fue prácticamente el mismo de una semana a otra. Entre el 30 de abril y el 7 de mayo solo ha habido 18 contagiados menos que los que hubo del 23 al 30 de abril, cifrándose el total este jueves en 22.567. Es decir, que en los últimos quince días apenas ha bajado la media de contagios diarios, aunque hay que tener en cuenta en ese aspecto que también en la última semana se han incrementado notablemente las pruebas para detectar la enfermedad entre los ciudadanos.

En cuanto al número de curados sorprende ver que en la primera semana analizada aumentó en 935 mientras que en la última, la que acabamos de pasar, se ha reducido a 383, situándose ahora el total en 5.895.

En cuanto a las provincias preocupa especialmente lo que ha ocurrido en la última semana en Cuenca y Toledo. No solo son las cifras sino la percepción que tiene sobre el terreno el personal sanitario de los centros hospitalarios de ambas provincias. Toledo no solo es la que tiene el mayor número de sanitarios infectados, es también donde más ha crecido el número de fallecidos por coronavirus estos últimos días, con diferencia sobre el resto. De hecho es la única provincia en la que se han registrado más muertes en la última semana que en la anterior, habiendo pasado de 66 a 78, con lo que la cifra total es de 678. El dato de ayer es un reflejo exacto de lo que está pasando ya que Toledo, con 15 muertos, se apuntó la mitad de los fallecidos que hubo en toda Castilla-La Mancha en las últimas 24 horas. Otros siete fallecimientos se produjeron en Cuenca, mientras que Ciudad real tuvo 5 y Albacete ninguno.

En Cuenca se dispararon los fallecimientos en la semana del 23 al 30, incrementándose en 62. En los últimos siete días ha bajado a 52. Esta provincia, que ya ha alcanzado los 286 muertos, es después de Ciudad Real la que registra los peores datos de la región respecto al número de habitantes. Y la cosa parece ir a peor en Cuenca si nos atenemos al registro de este jueves, en el que el número de contagiados en la provincia ha sido de 188, frente a los 75 de Ciudad REal, los 51 de Toledo, 47 en Guadalajara y 40 en Albacete.

Compartir
Update CMP