Confidencial

Confidencial


EDCM

Enfado monumental de un expresidente de Diputación con su sucesor en el cargo

Benjamín Prieto Benjamín Prieto

Soplan malos vientos políticos en Cuenca. Proyectos que marchaban dejan de hacerlo y se pierden recursos, tiempo y oportunidades. Las guerras políticas se mantienen como si la pandemia vírica no existiera. Y la provincia avanza a ritmo lento, casi no avanza. 

El último proyecto paralizado es el de Serranía en Vía, la iniciativa que con tanto empeño y esfuerzo puso en marcha el anterior presidente de la Diputación provincial, Benjamín Prieto, y que generó ilusión en los pueblos afectados por las posibilidades que se abrían de crear empleo y de impulsar el turismo de la zona. 

No es extraño que Prieto haya cogido un rebote monumental, hasta el punto de tachar de “demagogo con clase, pese a las pocas horas que le dedica a la institución”, a su sucesor en el cargo, el socialista Martínez Chana. Dice Prieto que el proyecto Serranía en Vía es una iniciativa que fue reconocida por la propia gestora Adif como “ejemplo de recuperación y uso del patrimonio ferroviario”. “Cuando el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular concibe esta idea lo hace con toda la solvencia administrativa necesaria, un acuerdo de cesión de las antiguas estaciones y, segundo, con unos proyectos redactados por técnicos. Había una planificación consignada económicamente y algunos de ellos hasta adjudicados, como el edificio de Mira, Yémeda-Cardente, La Melgosa y Arguisuelas”, ha recordado el también presidente del PP conquense en una nota de prensa. 

“Cuando una iniciativa ha llevado todo ese proceso, decir ahora que no estaba lo suficientemente dotado creo que es una imprudencia grave, que solo la comete quien no conoce el territorio, quien no lo siente, no tiene ningún compromiso con la provincia y quien solamente se ha dedicado a desmontar lo que le ha convenido, de manera sectaria como son, también, inversiones en carreteras y caminos, optando por el inmovilismo, abandono, servilismo a la Junta y la falta de proyectos que están caracterizando su mandato”. Prieto ha retado a Chana a que “aporte un informe técnico de por qué estaciones como Arguisuelas no se pueden ejecutar” y ha recordado a los socialistas que, afortunadamente, han heredado una Diputación saneada económicamente, fruto de la gestión del gobierno popular, “dinero que, por cierto, Chana estaba dispuesto a regalar a Pedro Sánchez”, ha apostillado. 

“Pueden ampliar, mejorar o modificar los proyectos. Cualquier gestor público sabe que obras de esta envergadura cambian desde que se conciben hasta que se ven finalizadas”, ha añadido Prieto, “pero como la voluntad es cero, no hay compromiso de contribuir a que el territorio se desarrolle, ha hecho lo más fácil, arrinconar esos proyectos de forma sectaria y dejarlos en un cajón”, ha sentenciado Prieto. 

El proyecto ‘Serranía en Vía’ discurría por alrededor de 80 kilómetros de la línea férrea Cuenca-Utiel y contemplaba la rehabilitación de sus ocho estaciones, edificios algunos de ellos de gran calidad arquitectónica, obras del Premio Nacional de Arquitectura Secundino de Zuazo. Cada estación estaba dedicada a una temática, La Melgosa como centro vinculado al mundo del rallye; Los Palancares, albergue y observatorio de yacimientos paleontológicos; Arguisuelas, como Centro de Interpretación Geológica y del Caolín; La Gramedosa, Museo de la Arquitectura Ferroviaria; Mira, como Destino Starlight y vinculado al Centro de Arte Dramático Rural; Yémeda-Cardenete, como Centro de Hospedaje y Artesanía; y Enguídanos como Centro de Turismo Deportivo, restaurante y alojamiento. A ellas se une la de Cañada del Hoyo, gestionada por el Centro de Arte La Neomudejar, destinada a residencia artística y única que está operativa.

Compartir