14 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

Lo que le faltaba al líder de izquierdas de la región: Actúa en la película de Cuerda

A sus 70 años, el director albaceteño José Luis Cuerda dice sentirse "encantado" con el rodaje de su nueva película, "Tiempo después", con la que recupera tras tres décadas la esencia de "Amanece, que no es poco" y confiesa: "Nunca me había visto en una más gorda que ésta". Lo ha contado para la agencia Efe la periodista Sara Burgos desde Hontanar, la localidad toledana en la que está rodando el director albaceteño.

En un descanso en la segunda semana de rodaje, que transcurre en un bosque de la provincia toledana situado a las puertas del Parque Nacional de Cabañeros, Cuerda dice que lo que tiene, no se lo cree. El equipo técnico y artístico es "maravilloso" y ha conseguido un elenco de lujo de 42 actores para llevar a la gran pantalla un filme del que escribió el guión en 1997, pero que entonces no pudo rodar porque no convenció a ningún productor.

Entre los que intervienen en la película hay un conocido político de la región, que hace un cameo en una de las secuencias que ya se ha rodado. Se trata de José García Molina, secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha y vicepresidente segundo del Gobierno socialista de Emiliano García-Page. Molina publicó el lunes pasado un comentario en su cuenta de Facebook en el que decía lo siguiente: "Hoy he tenido el honor de estar en el rodaje de la última película del maestro José Luis Cuerda: Tiempo después. Hay que seguir apoyando el cine español de calidad, es una inmejorable tarjeta de presentación ante el mundo. Ahh, por cierto, habrá sorpresas".

Sentimos reventarle la sorpresa, pero no hemos podemos resistir la tentación de contar que actúa en la película y que su imagen va a quedar ya unida al cine para siempre, y nada menos que de la mano de un director del prestigio de José Luis Cuerda. No deja de ser curioso que Molina haya hecho su primera incursión en el cine precisamente en una comedia futurista y surrealista donde Cuerda imagina un mundo dividido en dos: los estamentos del poder y los parados y hambrientos del cosmos.

También en "Amanece que no es poco" intervenía un político castellano-manchego haciendo un lírico y delirante cameo: Daniel Romero, el que fuera delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha durante uno de los mandatos de Felipe González. Romero canta una copla en el bar cuando el alcalde y el negro Ngue amenazan con suicidarse colgados de una cuerda. Daniel Romero no era cantante ni lo fue después, pero sí lo es su hijo, Jero Romero,  solista del ya desaparecido grupo toledano The Sunday Drivers y ahora intérprete en solitario.

COMPARTIR: