17 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

Informe matemático de Vox contra el “voto útil” del PP, con Ciudad Real como ejemplo

2019/03/18/93658_elecciones.jpg

No cesa el debate en torno al “voto útil” que defiende el PP para que no se pierdan los apoyos que reciba VOX en numerosas provincias, entre ellas cuatro de Castilla-la Mancha. El partido de Santiago Abascal ha salido al paso de esta teoría con toda su artillería, entre la que cuenta con un informe que desmentiría la tesis de Pablo Casado y que ha hecho pública El Confidencial Digital. Ponen a la provincia de Ciudad Real como ejemplo de lo que puede ocurrir el 28 de abril.

Esto es, resumido, lo que dice ECD sobre el informe:

Según ese estudio, por la aplicación de la ley D'Hont, que marca el sistema de reparto de diputados, en las circunscripciones provinciales que tienen entre 4 y 5 escaños el desvío de votos hacia el PP en detrimento de Vox, en realidad favorecería a Unidos Podemos, que conseguiría el último diputado.

En esas provincias, Podemos y Vox luchan por ser la cuarta fuerza más votada, de forma que -según dicho estudio- la pérdida de votos por parte de Vox no haría ganar un escaño más al bloque de derechas. Esos sufragios serían insuficientes para ganar un diputado más; serían relevantes para que la formación de Santiago Abascal se viera superada por Podemos, lo que significaría la consecución de un diputado para la formación morada.

La verdadera batalla, por tanto, se dirime entre Vox y Unidos Podemos, que según las encuestas representan en torno al 12-13% del electorado, lo que les convierte en las formaciones que pugnarán por ese último diputado en circunscripciones de 4 y 5 escaños.

El reparto que establece la ley D'Hont consiste en dividir los votos que hayan obtenido los partidos entre el número de cargos que se disputan, en este caso entre 1, 2, 3, 4 y 5. De los resultados obtenidos, los cinco diputados se reparten entre los cinco cocientes más altos, siempre que ese partido haya logrado obtener el mínimo del 3% de los votos que establece la ley electoral para tener representación parlamentaria.

Tomando el ejemplo del informe, una provincia como Ciudad Real reparte 5 diputados, elegidos por un censo electoral cercano a los 270.000 votantes.

El caso de Ciudad Real

Las encuestas apuntan que el PSOE obtendrá en torno a 90.000 votos, el PP 65.000, Ciudadanos 40.000, Vox 37.000 y Podemos 36.000. Un reparto que se traduciría -aplicando la ley D'Hont- en 2 escaños para el PSOE, 1 para el PP, 1 para Ciudadanos y otro para Vox.

Si esta intención de voto inicial se viera trastocada por la fuga de 5.000 votantes que pasen de Vox al PP, las tornas cambiarían. En términos absolutos, esos 5.000 votos de los populares 'robados' a los de Abascal, no significarían nada en relación a los escaños obtenidos por el Partido Popular, que seguiría teniendo los mismos diputados. En cambio, Vox pasaría de tener uno a ninguno, que pasaría en este caso a la formación de Pablo Iglesias.

Según fuentes de Vox consultadas por ECD, el estudio es una proyección basada en el reparto de votos que hubo en 2015, cruzados con las estimaciones que las encuestas otorgan en cada provincia, en este caso Ciudad Real. El informe se centra en las circunscripciones de 4 y 5 escaños porque por primera vez en la historia serán 5 los partidos mayoritarios que se enfrentarán en unas generales.

Las provincias que reparten este número de diputados son 17. Lo que se traduce en una lucha por 17 escaños, el último a repartir en cada una entre Vox y Unidos Podemos.

Las fuentes de Vox detallan que el estudio fue elaborado en la semana del 7 de marzo, a cargo de un matemático que tiene la confianza del partido porque es la misma persona que, a nivel interno, acertó con las predicciones para las elecciones andaluzas, donde Vox consiguió 12 diputados en la Junta tras alcanzar los 400.000 votos.

COMPARTIR: