AÑO COMPLICADO PARA LA EMÉRITA

La Reina Sofía cierra el verano con un macabro disgusto: la foto lo dice todo

Año horrible para la reina Sofía, que a la "huída" de su marido, el rey Juan CarlosI y los problemas que todo ello supone para la Casa Real, se une ahora un hecho macabro que debe haberle estremecido: las tumbas de sus padres, Pablo y Federica de Grecia, han sufrido un acto vandálico.

Las lápidas atacadas se encuentran en los jardines del palacio de Tatoi, la que fuera residencia de la Familia Real griega, a las afueras de Atenas. Actualmente es un lugar casi abandonado. No obstante, se trata de un sitio muy querido para doña Sofía, ya que allí creció junto a sus dos hermanos, Constantino e Irene.

Según ha manifestado el Ministerio de Cultura y Deportes griego, la Policía encontró la cruz de la lápida partida en tres piezas durante una patrulla rutinaria. Las autoridades ya están buscando a los participantes en este acto de vandalismo y se ha puesto en marcha de forma inmediata la restauración del monumento.

Compartir
Update CMP