SE HA MUDADO A MADRID

Canales Rivera sigue empeñado en reconquistar a su exnovia toledana

José Antonio Canales Rivera sigue empeñado en reconquistar a su exnovia, la toledana Isabel Márquez Prado, tal y como informa en su sección 'Jaleos del Corazón' el medio digital El Español. Desde que el torero saltó a los platós de Sálvame su vida se ha convertido en un tsunami que se ha acabado llevando por delante lo que parecía una relación estable. 

No en vano, llevaba más de un año con la toledana y todo parecía que marchaba viento en popa, incluso con planes de boda. Pero las presuntas infidelidades del torero que se han destapado en los platós de Mediaset han terminado por minarla hasta el punto de que Isabel Márquez, que siempre se ha mantenido en un discreto plano, ha terminado con la relación. 

Canales Rivera vivía entonces en Toledo junto a su novia, aunque viajaba con frecuencia a Barbate para encargarse de su tío Riverita, quien ha fallecido en las últimas y ha supuesto un auténtico palo para el diestro. Ahora, según la publicación citada anteriormente, se ha mudado a Madrid, donde reside en un piso de 145 metros cuadrados y puede estar más cerca a la hora de desarrollar su actividad laboral como dueño de un restaurante y colaborador en Sálvame. 

Dispuesto a luchar por su amor

A pesar de que la ruptura ha sido abrupta, El Español insiste en que Canales Rivera quiere recuperar a su exnovia toledana. "Quiere reconquistarla y está convencido de que lo hará. Siempre comenta entre su gente que no va a encontrar a nadie como Isabel, que es la mujer con la que quiere pasar el resto de su vida", explica una fuente al medio digital. 

Asimismo, se indica también que el torero es consciente de los errores que ha cometido y "se ha dado cuenta de muchas cosas, sobre todo de los peligros que tienen la televisión y las redes sociales". Ahora habrá que esperar para ver si la atracción que aún existe, según indican sus amigos, basta para que pueda rebrotar el amor entre Canales Rivera e Isabel Márquez.

 

Compartir