LA PRESENTADORA NO VACILA EN SUS POSICIONES

Genial respuesta de Ana Rosa Quintana a los que le acusan de ser "facha"

Ana Rosa Quintana nunca defrauda Ana Rosa Quintana nunca defrauda

Si algo ha demostrado Ana Rosa Quintana es que es una profesional como la copa de un pino. Y muy segura de su posición como profesional y como ciudadana.

Quintana suele estar en el ojo del huracán por muchos de los contenidos y enfoques de su programa. Y una de las críticas más recurrentes tiene que ver con su supuesta orientación política y la de su espacio en Telecinco. El ataque habitual consiste en acusarla de blanquear a la extrema derecha. Y su respuesta no ha podido ser más clara y contundente.

En una entrevista que ha concedido a El Periódico, la comunicadora defiende que las críticas le llegan desde sectores ideológicamente opuestos.“Desde la extrema derecha me han criticado por tener a Monedero sentado. Eso me hace libre. Está todo tan polarizado que es muy difícil entender que todo el mundo tiene derecho a opinar y que todas las opiniones tienen gente que les representan. Pero eso enriquece”, afirma.

Quintana recalca que en su programa están “representadas absolutamente todas las sensibilidades” y reconoce que le saca de sus casillas que le digan a qué colaboradores tiene que llevar: “No consiento que nadie me diga a quién tengo que sentar en la mesa y a quién no. En mi programa tengo gente tan distinta como Esther Palomera, Juan Carlos Monedero, María Claver o Eduardo Inda”.

“Y todo el mundo habla con libertad. Me encantaría que ocurriera lo mismo en todos los sitios”, presume la presentadora, que reconoce, por otra parte, los errores que puede cometer durante su programa. Aunque califica de “injusto” que se les pongan etiquetas políticas a los periodistas que quieren dar información: “A quien lo hace le digo que no sabe lo que pienso, ni lo que voto, ni lo que voy a votar. Ahora resulta que porque me pongo un lazo negro soy de derechas. ¿Qué estupidez es esa cuando se trata de un gesto de respeto con las personas que han fallecido?”.

En relación con la crisis sanitaria del coronavirus, considera que el ministerio de Sanidad es el que peor lo ha hecho en esta crisis: “Estaba muy vacío de contenido desde hace 20 años porque estaban transferidas todas las competencias. El ministro se dio cuenta tarde, no tengo ninguna duda. Hubo avisos de la OMS pero se reaccionó tarde y de repente ha llegado un tsunami”.

Compartir
Update CMP