NEGOCIA UN CONTRATO POR TRES AÑOS

La principal razón por la que Iniesta deja el Barça está en Castilla-La Mancha

Andrés Iniesta fotografiado entre viñedos
Andrés Iniesta fotografiado entre viñedos

Andrés Iniesta lo va a contar la próxima semana, aunque nadie en el CF Barcelona quiera oírlo. El carismático jugador albaceteño, uno de los más queridos en toda España, va a dejar el club después de diecinueve años, dieciséis de ellos en el primer equipo. Nadie quiere que se vaya, hasta el punto de que el grito “Iniesta te queremos, Iniesta quédate”, se ha convertido en una coletilla que todo el Camp Nou corea cada semana.

Pero ya no hay vuelta atrás. Lo dejó claro tras la victoria ante el Valencia: “Ya sé qué voy a hacer con mi futuro. Estoy agradecido por el cariño de la gente, pero eso no cambiará mi opinión”. Pero el futuro de Iniesta se va a escribir en China y allí probablemente cerrará su brillante y larga carrera deportiva. Sus representantes están cerrando el acuerdo con los chinos y ello incluye algo que afecta a los intereses del jugador en Castilla-La Mancha.

Hay varias razones que justifican la marcha de Iniesta al coloso oriental. Las dos principales de tipo económico, y las restantes seguramente también. El Tianjin Quanjian le ofrece 35 millones por temporada, casi el doble de lo que gana en el Barcelona y sin ningún tipo de presión mediática ni deportiva. Son tres temporadas de contrato y, lo más importante, que tiene que ver con Castilla-La Mancha: proyección empresarial en su negocio vitícola introduciendo la marca de Bodegas Iniesta en China, distribuyendo y comercializando sus vinos, lo que le reportará un montante global de 180 millones de euros en los próximos tres años.

Poco hay que pensar ante un futuro económico tan deslumbrante. Y lo más importante para nosotros es que el éxito de sus vinos en China será también el éxito de Albacete y de Castilla-La Mancha en general.

COMPARTIR: