YA HAN ROTO, MIENTRAS ELLA PARTICIPA EN MASTERCHEF

Poco le ha durado el novio "educado" a la hija del famoso empresario toledano

Esther Doña y el Marqués de Griñón , empresario con grandes intereses y propiedades en la provincia de Toledo, siguen juntos contra viento y marea, a pesar de la tremenda bronca que acabó con Carlos Falcó durmiendo en el calabozo. Sin embargo, la hija que el marqués tuvo con Isabel Preysler, que empezó en enero su relación con un chico nacido en Suiza, no consigue sacar adelante una relación amorosa a sus 37 años (cuatro menos que su madrastra). A Tamara Falcó le queda la ilusión de participar en Masterchef Celebrity, el reality en el que se ha concentrado.

Presentados por amigos comunes, Iván, de muy buena familia, y Tamara posaron juntos en Doha, en donde coincidieron. La hija más mediática de Carlos Falcó no tenía novio desde hace al menos dos años pero hace tres meses contó que por fin tenía una relación. El amor sin embargo le ha durado menos que un caramelo en la puerta de un colegio porque la hija de Isabel Preysler ha roto con su novio, Iván Miranda Álvarez-Pickman al poco tiempo de empezar.

Según cuenta Semana, Tamara Falcó llevaba un tiempo dudando si seguir con este biólogo de 41 años, y la moneda ha caído del lado de la ruptura, eso sí, nada que ver con salir a gritos de un restaurante o despertar a los vecinos de habitación en un hotel, y mucho menos con que la Policía llegue y se lleve al ex novio... Nada que ver con su padre y Esther Doña: en el mundo de Tamara todo es cordial y con educación exquisita.

De profundas convicciones religiosas, lo que más atraía a Tamara de su novio, según contó ella, eran sus principios y su educación, aunque esas virtudes no han bastado para sostener la relación.

COMPARTIR: