LOS DOS DIERON LA CARA TRAS UN DESAFORTUNADO INCIDENTE

El Rey Felipe pidió perdón por los insultos de la Reina Letizia a El Mundo

Lo ha publicado Informalia tomando como base el libro del exdirector de El Mundo David Jiménez "El Director, secretos e intrigas de la prensa" que aparecerá esta semana. La publicación en 2016 de aquel mensaje de Letizia, apoyando a su amigo Javier López Madrid, implicado ya en los casos de corrupción que han llevado al banquillo al compiyogui de la Reina, causó un terremoto político y hasta institucional, que hizo un daño irreparable en la imagen de la mujer del monarca.

David Jiménez desvela que no fue sólo Letizia quien daba ánimos a su amigo y compañero de yoga. También el Rey se sumaba a ese apoyo en el chat que compartían Felipe VI, la reina y el consejero delegado de OHL, la empresa de su suegro, el todopoderoso Juan Miguel Villar Mir.

Hay que recordar que el apoyo de los reyes a uno de sus mejores amigos, se debía a que el suplemento La Otra crónica del Mundo (LOC), había publicado un artículo sobre la implicación de López Madrid en el caso de las tarjetas black de CajaMadrid, por el que fue procesado y condenado con otros consejeros de la entidad bancaria.

El mensaje de Letizia después de la publicación decía: "Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabemos quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)".

Y López Madrid contestaba: "Os lo agradezco mucho. En el futuro extremaré el cuidado, vivimos en un país muy difícil y seré aún más consciente de mi conducta". Es entonces cuando el rey entra en el chat y añade: "¡Y tanto!, me uno al chat pero prefiero tener un rato para charlar sin intermediación electrónica ni telefónica. ¿Comemos mañana? Un abrazo".

El primer medio que publicó los SMS entre la reina  y López Madrid fue eldiario.es, El Mundo sólo se hizo eco, citando dicho digital. Y aunque en la cúpula de El Mundo eran partidarios de silenciar los mensajes y obviar el insulto de la reina a LOC, el subdirector del periódico, Iñaki Gil, tuvo el valor de publicar una respuesta adecuada que titulaba así: "Soy el jefe de la mierda de LOC y espero Majestad que lo siga leyendo...". 
 
Poco después, David Jiménez regresaba en tren a Madrid de una conferencia en Huesca, cuando recibió una llamada de un número oculto. "Soy el rey", escuchó al otro lado del teléfono. "Te llamo para pedirte disculpas en mi nombre y el de la reina. Los mensajes no eran apropiados ", según cuenta en su libro el propio David Jiménez.

Añade el ex director de El Mundo en su relato que el Rey le explicó el contexto en que se habían producido los mensajes, y a continuación le pasó el teléfono a Letizia, que estaba junto a él, y también quería disculparse. "Siento lo de LOC, entiendo que la redacción esté molesta conmigo, no era mi intención", le dijo la Reina entonces a David Jiménez.

Después, la Reina y el periodista hablaron de la profesión que tan bien conocían, de las dificultades de vivir bajo la lupa y de las informaciones banales y muchas veces totalmente falsas que publicaban sobre ella, sobre su forma de vestir o los supuestos tratamientos de belleza a los que se sometía. David Jiménez asegura que comprende a Letizia.

COMPARTIR: