HA PERDIDO 11 KILOS

Espectacular cambio físico de una de las actrices de Hollywood más queridas

De cara a su regreso a la tele con la serie de Netflix 'Santa Clarita Diet' en marzo de 2017, Drew Barrymore siguió una dieta proteica para meterse de la manera más fiel posible en la piel de su personaje: una agente inmobiliaria y madre de familia de una zona residencial de California que acaba convertida en una especie de zombie (aunque uno muy racional) que se alimenta de carne humana y, en consecuencia, redescubre unos nuevos niveles de energía.

Sin embargo, tal y como recuerda la revista Cuore, entre el rodaje de la primera y la segunda temporada, Drew fue incapaz de mantener ese estilo de alimentación saludable y volvió a ganar peso hasta el punto de que completos desconocidos la llegaron a felicitar por un supuesto embarazo, pero ahora acaba de mostrar a través de su cuenta de Instagram su última transformación física.

La intérprete ha conseguido perder once kilos en tres meses gracias a la ayuda de su entrenadora personal Marnie Alton, aunque ha reconocido que se ha tratado de uno de los mayores retos de su vida.

"Cuando entro en Instagram, siempre me hace sentir como si tuviera que ser la mejor versión posible de mí misma, pero la mayoría de los días me falta la consistencia necesaria debido a las cosas de la vida", arranca el mensaje que la actriz ha compartido en su perfil, junto a una comparativa del antes y el después. "Me ha costado muchísimo trabajo: dieta, entrenamiento y luchar como una leona hasta alcanzar mi objetivo. ¡Maldita seas, genética!"

La mayor satisfacción que ha obtenido Drew a lo largo de todo el proceso no ha sido volver a entrar en sus antiguos vaqueros, sino saber que tiene el control para ser lo que se proponga por difícil que resulte. Y por supuesto, también ha prometido seguir trabajando duro de cara a 2019.

COMPARTIR: