UNO DE LOS GRANDES AMORES DE SU VIDA

La muerte de Perro Jota deja hundida a Agatha Ruiz de la Prada

Agatha Ruiz de la Prada Agatha Ruiz de la Prada

Ágatha Ruiz de la Prada ha sufrido una dolorosa pérdida en las últimas horas. Su mascota, el chow chow Perro Jota, ha muerto tras cinco años en la familia. El perro fue un regalo de los compañeros del diario El Español a su director, Pedro J. Ramírez, y su entonces mujer.

Cuando se separaron, a finales del año 2016, la diseñadora se quedó el perro, que vivía junto a sus otras catorce mascotas perrunas. Ágatha ha compartido la mala noticia de su fallecimiento en Instagram: "Hoy se ha muerto uno de los amores de mi vida", confesaba visiblemente afectada la modista, que compartía una imagen con el animal.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Hoy se ha muerto uno de los amores de mi vida 📸 Javier Salas para @semana_revista

Una publicación compartida de Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) el

Ágatha es amante de los animales desde pequeña y tiene una finca en la que viven "11 ovejas, 15 perros, 70 gallinas, una burrita y ponys", contaba la modista durante un reportaje con Samantha Villar. "Tengo cuatro caballos grandes y dos pequeños", decía también.

En el mismo espacio, la diseñadora enseñaba a Perro Jota, una de las pocas cosas que conserva, con cariño, de su ex, Pedro J. Ramírez. "El grande, Gucci, se ha hecho pis encima del pobre Jota", decía Ágatha en otro momento del reportaje junto a sus animales.

Compartir