TENÍAN BRONCAS MONUMENTALES

Irene Rosales revela el infierno que pasó con Kiko Rivera por lo que ya se sabía

Kiko Rivera e Irene Rosales Kiko Rivera e Irene Rosales

Irene Rosales ha hablado de los que fueron sus peores años de relación con su marido, Kiko Rivera, cuando este era adicto a las drogas. Algo que ya se sabía porque él mismo lo ha reconocido.

Rosales ha rememorado aquella época tan oscura en una conversación con la DJ Sofía Cristo, también ex adicta, a través de Instagram.

"Te deja frito, te taladra la cabeza. Por la noche me despertaba siete u ocho veces, cuando él estaba en un bolo y le escribía diciéndole que me mandara un audio... Y decía: '¿Qué estoy haciendo?'. Cuando conocí a Kiko estuvimos un año de amistad y no me dio tiempo a creérmelo. Luego veía sus cambios de humor y de temperamento. Veía mentiras tontas y él seguía hasta el fondo con su mentira. Las broncas eran monumentales. Le decía: '¡Vete!', pero acabábamos gritando y veía que era peor porque iba a irse y volver a consumir", ha recordado Irene.

"Kiko Rivera nunca llegó a robar dinero para consumir, porque él era una persona que tenía dinero siempre, pero sí que ha sido un derrochador. A Kiko le atacaba mucho la gota. Me decía que era por la lluvia y yo decía: 'Sí, por la lluvia'", ha declarado. "Me prometió mil veces dejar las drogas, pero yo no le creía. Él no quería dejarlo y así se evadía", ha añadido.

"Cuando consumía era todo feliz, maravilloso y a mí no me la daba con queso y le decía: 'Mañana hablamos'. Le he vigilado el móvil, buscando conversaciones y yo pensaba: '¿Me merece la pena?", sentenciaba Rosales. Por fortuna, Kiko logró superar su adicción y ahora es un hombre nuevo junto a Irene, madre de dos de sus hijos.

Compartir
Update CMP