TELEVISIÓN

Una de las reinas de las mañanas pide perdón por su gran metedura de pata

FOTO: Antena 3
FOTO: Antena 3

No estuvo afortunada Susanna Griso en su entrevista a Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer que padecía una larga enfermedad. Por ello, a la presentadora de Espejo Público en Antena 3 le cayó una avalancha de críticas, especialmente furibundas en las redes sociales, antes las que ha salido al paso con elegancia. 

Lejos de esconderse a la espera de que pasase la marejada o de justificar su desafortunada preguntada, Susanna Griso reconoció su error y pidió perdón por el daño que haya podido causar con su equivocación. Lo ha hecho a través de Twitter, la red en la que más se han cebado con ella, y utilizando su perfil personal.

"En campaña electoral se pueden arrancar compromisos de los políticos. Este, y no otro, es el motivo por el cual he preguntado a Ángel por el momento escogido para realizar el suicidio asistido. Si veis la entrevista entera se entiende mucho mejor el contexto. Ángel se lamentaba de que el debate sobre una futura ley de eutanasia llevase tanto tiempo varado en el Congreso. Dicho esto, está claro que me equivoqué en la manera de formular la pregunta. Pido disculpas por ello", ha indicado utilizando dos tuits la presentadora. 

La pregunta de la discordia

La razón del chaparrón que le ha caído encima a una de las reinas de las mañanas se produjo con motivo de la entrevista que le hizo a Ángel Hernández. En un momento de la misma, Susanna Griso le preguntó: "¿Por qué decidió hacerlo público? ¿Por qué grabó esos vídeos? ¿Para protegerse? ¿Para que quedase claro que esa era la voluntad de María José? ¿O porque quiere usted incidir en la campaña electoral y en un debate político?". La respuesta del entrevistado fue clara y contundente: "Me la trae al pairo", dijo para mostrar lo poco que le preocupaba la actualidad política respecto a la decisión que había tomado.

Ante esta última cuestión, muchos internautas se han mostrado muy críticos con Susanna Griso, llegando a cuestionar su profesionalidad y su ética periodística. Unos ataques ante los que la presentadora ha salido al paso pidiendo excusas y reconociendo su error.

COMPARTIR: