SE PREGUNTAN SI HA PASADO POR BOXES

La mujer de Pedro Sánchez es noticia por algo que nada tiene que ver con el 28-A

El rostro de Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, la noche electoral confirmaba la exclusiva de Informalia de que se ha hecho retoques estéticos porque estaba cambiado: su piel más tersa, luminosa, sin rastro del cansancio que habría resultado normal tras los últimos días de nervios y desvelos. "Es evidente que se ha retocado Begoña Gómez, ¿o tal vez todo es fruto de un extraordinario maquillaje unido a una ampolla flash?", afirma el citado diario.

Expertos en el sector citados por Informalia han coincidido en que Begoña está radiante, pero las arrugas de expresión no se quitan con la alegría de una victoria electoral. Aseguran que aunque el maquillaje y otras acciones ayuden a mejorar su aspecto, no acaban con las arrugas o la flacidez, que precisan de más remedios.

A simple vista, se ve que Begoña ha mejorado de manera muy visible eliminando las arrugas de la frente y del contorno de ojos, incluso del cuello, y se nota también más luminosidad en su piel tras analizar fotos de sus últimas apariciones públicas y compararlas con las que hay de ella este fin de semana tanto durante su aparición de excursión en el campo el sábado durante la jornada de reflexión junto a su marido como votando el domingo o ya en la noche de este 28A en la sede del PSOE.

Tras pasar por la clínica ha podido realizarse infiltraciones de vitaminas y ácido hialurónico y también bótox. Posiblemente, los tratamientos en cabina también han influido. A todo esto se puede añadir el uso de cosméticos adecuados.

COMPARTIR: