ESCENARIO DE SUS ENCUENTROS

Así es el lujoso 'nido de amor' del Rey Juan Carlos y Marta Gayá en Madrid

Marta Gayá y el Rey Juan Carlos. Foto: Vanity Fair
Marta Gayá y el Rey Juan Carlos. Foto: Vanity Fair

Junto a Corinna Larsen y a la Reina Sofía, evidentemente, Marta Gayá ha sido el gran amor del Rey Juan Carlos. Desde que se conocieran a comienzos de los años 90, el monarca y esta discreta mujer mantuvieron durante años una relación desconocida para la gran mayoría del país... hasta que salió a la luz una generosa donación de un millón del euros.

Ahora, vamos conociendo detalles de esta historia de amor, como el lugar donde solían verse en Madrid. Se trata de un ático de lujo situado en una de las calles más emblemáticas y caras de la capital, Fuencarral, que la socialité adquirió a finales de la década de los 90 por un valor de 300.000 euros, tal y como ha informado Pepe del Real este lunes en El programa del verano y estuvo en su poder hasta el año 2015, aproximadamente. 

El ático se encuentra en un edificio de seis plantas. Tiene 150 metros cuadrados que se distribuyen en 130 metros de vivienda, a los que se suman dos terrazas. Tiene un dormitorio de estilo suite con amplio vestidor y baño y una pequeña cocina. 

La mallorquina no pasaba largas temporadas en esta vivienda: "Según los vecinos, Marta pasaba cortas temporadas en la capital y llevaba una vida muy discreta. Simplemente venía a hacer escala pues desde Suiza, que vive parte del año allí, y la otra parte en Mallorca. (...) A final de la década del 2000, Marta dejó de venir, coincidiendo con el momento Corinna y sus visitas se distanciaron", ha explicado el periodista.

El padre de Felipe VI y Marta blindaban con mucho hermetismo sus encuentros. Ni una sola vez los vecinos lo vieron subir, aunque "llamaba mucho la atención la constante presencia de coches oficiales con las lunas tintadas". Jimmy Jiménez Arnau, también presente en el plató, ha aportado su propia información al respecto:  "Les subían la comida de un clásico restaurante de Madrid, que estaba justo detrás del ático, en el que se comía muy bien y al que iba la bohemia. Era como una tasca", ha sentenciado.

Compartir
Update CMP