DURANTE EL FUNERAL DE LA INFANTA PILAR

El gesto de la infanta Cristina ante Letizia en el que se han fijado todos

La Casa Real mantiene su posición con la infanta Cristina después de todo lo ocurrido judicialmente con Urdangarín. Que las relaciones no son buenas quedó claro en al funeral de la hermana del rey emérito.

Los reyes Felipe y Letizia han presidido este miércoles el funeral solemne por Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos e Infanta de España, en la basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

El rey Juan Carlos ha escuchado la misa junto a la Reina Sofía en unos asientos colocados delante de la primera fila, en la que han tomado asiento sus hijas, las Infantas Elena y Cristina, y la reina Beatriz de Holanda

Felipe VI y Letizia han sido los últimos en entrar, como manda el protocolo, y al llegar han saludado con besos a los reyes eméritos. Luego se han acercado a la reina Beatriz y también la han saludado.

Pero ahí ha llamado la atención el gesto que, a solo un metro, ha tenido la infanta Cristina. La esposa de Iñaki Urdangarin ha observado cómo el rey ha besado a la reina Beatriz, pero ha desviado la mirada cuando ha hecho lo mismo Letizia.

De hecho, su gesto ha destacado más porque mientras ella miraba fijamente al frente muy seria, su hermana, la infanta Elena, seguía contemplando la escena con una sonrisa en los labios.

El Huffpost ha recogido así la lectura del hecho de las grandes revistas del corazón:

Vanity Fair asegura que “aunque los reyes también han saludado” a la reina Beatriz con un beso “ha llamado la atención que no hicieran lo mismo con las infantas, siguiendo su camino sin intercambiar con ellas ningún saludo”.

“La infanta Cristina, por su parte, ha mantenido la mirada al frente evitando el contacto visual con su hermano y su cuñada, mientras que la infanta Elena sí les ha sonreído”, dice la misma publicación.

Vanitatis destaca el “frío reencuentro” entre Letizia y la infanta Cristina y subraya que “aunque estaban justo a su lado”, la hermana del rey “ha mantenido la mirada al frente y ha evitado cualquier tipo de contacto visual con su cuñada”.

Semana dice que el gesto “confirma la tensión” entre la reina y la infanta Cristina. 

Lecturas también califica el reencuentro como “frío” y dice que la situación ha sido “incómoda”. 

Compartir