BOMBAZO EN RELACIÓN CON EL EMÉRITO

Una periodista desvela que el rey Juan Carlos tiene una "enfermedad" sexual

El rey Juan Carlos con su examiga íntima Corinna zu Sayn-Wittgenstein
El rey Juan Carlos con su examiga íntima Corinna zu Sayn-Wittgenstein

La periodista Pilar Eyre ha concedido una entrevista para hablar de sexualidad y cortejo, y ha dejado una de esas sorprendentes revelaciones que no dejan a nadie indiferente. Según la escritora, el rey Juan Carlos "tiene un problema sexual que puede tratarse médicamente".

Eyre ha asegurado a El Español que el emérito es el gran amante de España: "Claramente, más que Julio Iglesias", decía la periodista, quien desvelaba el arte seductor del monarca: "La erótica del poder. Eso existe desde siempre: los hombres poderosos siempre han tenido ese atractivo suplementario para muchas mujeres. Lo cuentan algunos amigos del rey, que él sólo tenía que señalar con el dedo a las mujeres que quería. De todo tipo: de la aristocracia, empresarias, mujeres jóvenes, mayores; el problema era elegir, porque, como decían ellos, 'se le ofrecían todas', que vaya frase machista, por cierto. A los Borbones les encantan las mujeres, les encanta el sexo y practicarlo. Son así: los padres, los abuelos".

Poco después, Eyre soltaba la bomba: "Si te diré lo que me contó un señor en un charla que di en Sevilla sobre mi último libro, Carmen, la rebelde. Entre el público habría un hombre que era Borbón, pariente del rey, y que me explicó que el gran problema que tenía él era el mismo que tenía don Juan Carlos, un problema casi de tipo médico; y me dijo que había tenido que tratarse con ese problema", contaba Pilar, que prefería no decir el problema : "Es un problema que requiere tratamiento. 'Mi tío', me dijo, 'tiene el mismo problema que yo'. Y me contó que él se había tratado en una clínica".

Preguntada por la periodista de si se trataba de "impotencia sexual", ella ni confirmaba ni desmentía: "Ponlo como quieras, no me quiero meter en un lío ni meterte en un lío a ti tampoco".

Y si el rey emérito es el gran amante, para Eyre la gran amante es Isabel Preysler: "Ha tenido una carrera sentimental de pata negra. Hombres inteligentes y no tan ricos, ¿eh?, porque la mayoría de las veces ella era más rica que ellos. Donde ha puesto el ojo, ha puesto la bala. Es una mujer seductora. La mujer más seductora de mi generación", explicaba.

COMPARTIR: