MUCHA PREOCUPACIÓN EN SU ENTORNO

Los más queridos de María Jiménez siguen su evolución hospitalaria desde Toledo

María Jiménez en una imagen de archivo
María Jiménez en una imagen de archivo

La cantante María Jiménez permanece ingresada en la UCI del Hospital San Rafael de Cádiz y conectada a ventilación mecánica debido a «complicaciones infecciosas» surgidas después de una obstrucción intestinal, según explican a través del último parte médico. A pesar de que su pronóstico continúa siendo grave, en las últimas horas ha habido «una leve mejoría». 

Su evolución se sigue con preocupación desde Toledo, donde vive su hijo Alejandro, su nuera y sus nietas. 

La leve mejoría da esperanza a su familia y en especial a su hijo Alejandro, quien llamó en directo a «Sábado Deluxe» para aclarar la situación en la que se encontraba su madre. «Quería que tuvieses la información correcta para que no haya malinterpretados», anunció a Jorge Javier Vázquez a través de conversación telefónica. «Estamos un poquito preocupados porque sigue en estado de gravedad. Mi madre estaba muy fastidiada», y añadía: «Es un proceso muy complicado pero es probable que en 72 horas sepamos algo».

Alejandro es hijo de María Jiménez y Pepe Sancho

Y ese momento llegó este lunes y no hay noticias nuevas sobre su estado de salud. «La situación es muy delicada», adelantaba Alejandro al mismo tiempo que pedía respeto para la familia. «Tantas cámaras marean y duele la cabeza tanta información y tanta historia». También desde el hospital han recordado que «son momentos delicados para la familia» y ésta ha rogado «respeto» a la hora de tratar la información. Además, el hijo de la cantante aprovechó su conexión en directo para mandar un mensaje a todos los seguidores: Tranquilos que la rubia sale de esta». 

La cantante sevillana fue intervenida el pasado día dos de mayo en estado grave con una obstrucción intestinal por «un proceso no maligno», evolucionando favorablemente en los primeros días en la UCI, desde donde pasó a planta de hospitalización. Sin embargo, posteriormente surgieron «complicaciones infecciosas» agravadas por sus problemas circulatorios crónicos y metabólicos, siendo necesario de nuevo su ingreso en UCI. Desde el pasado sábado permanece bajo intubación y conectada a ventilación mecánica.

COMPARTIR: