SERÍA EL PRIMERO DE LA HISTORIA EN CONSEGUIRLO

El bombero castellano-manchego Óscar Cardo está subiendo el Everest en invierno y sin oxígeno

Continúa la aventura del bombero albaceteño Óscar Cardo en el Everest, integrado en la expedición de Álex Txikon que trata de hacer historia alcanzando la cumbre de la cumbre más alta del Planeta por primera vez en invierno y sin oxígeno. Y la montaña no lo poniendo nada fácil: rachas de viento superiores a 100 kilómetros por hora, instalación de nuevas rutas en el glacial glaciar del Khumbu y, por si fuera poco, una caída de Jonathan García en una grieta que le ha dejado fuera de combate algunos días con algunas fisuras en sus costillas.

La últimas buenas noticias recibidas desde el corazón del Himalaya indican que, en una primera fase, ya han fijado 2.000 metros de cuerda entre el Campo Base y el Campo 1, que han depositado las tiendas Ferrino de altura y que comenzaron la instalación del Campo 2, ubicado a 6.457 metros de altura.

“La cascada del glaciar del Khumbu ha sido lo más costoso. Álex, los sherpas y yo hemos tenido que ir equipando otra ruta, bajando las grietas en rápel y buscando la salida por el otro lado, todo esto cargado con mochilas de 25 kilos donde se encuentra todo: las tiendas, los sacos, las cámaras, la comida, etc. Hemos pasado dos noches sin dormir por la altura y el frío y en los próximos días bajaremos a recuperar al Campo Base, aunque antes queremos dejar instalado el Campo 3, ya por encima de los 7.000 metros de altura", asegura Óscar Cardo a través del teléfono satelital.

"Lo peor de todo ha sido el desgraciado accidente de Jonathan, que tuvo que ser trasladado en helicóptero a Katmandú para hacerle unas radiografías. Para los próximos días la meteo es menos adversa. Aquí el principal enemigo es el viento, que sopla a más de 100 kilómetros por hora a partir de los 7.000 metros, aunque los tres sherpas, Álex Txikon y yo vamos con mucho ánimo”, añade.

Después de cumplir los dos primeros objetivos, llegar al Campo Base del Everest en un trekking inclusivo invernal para deportistas con discapacidad, donde los miembros de la Asociación Amiab alcanzaron cotas superiores a los 5.000 metros, y conseguir la cumbre invernal al Ama Dablam, la expedición Álex Txikon-Amiab trata de hollar la cumbre del Everest en invierno y sin oxígeno por primera vez en la historia.

El bombero albaceteño Óscar Cardo cuenta con el respaldo de Amiab, Ayuntamiento de Albacete, Diputación Provincial de Albacete, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Albacete Meetings, Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha y Aguas de Albacete.

Compartir
Update CMP