ESTUDIO ARQUEOLÓGICO

La localidad toledana de Mora sabe desde hoy un poco más de su emblemático castillo

Foto: Turismo de Castilla-La Mancha Foto: Turismo de Castilla-La Mancha

La Universidad Complutense, a través del Director del “Proyecto de investigación arqueológica de prospección, identificación y análisis de las estructuras arquitectónicas en la Sierra de Malvecino”, Francisco Jose Moreno, ha hecho entrega esta semana al Alcalde de Mora, Emilio Bravo, de los resultados de los trabajos realizados en 2016 por su equipo de expertos de las Universidad Complutense, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad del País Vasco.

El equipo ha estado compuesto por  historiadores, arqueólogos, arabistas, que han llevado a cabo la investigación arqueológica el pasado mes de noviembre de 2016, desplazándose a Mora para realizar trabajos de prospección, identificación y análisis de las estructuras arquitectónicas existentes en el cerro de Malvecino, junto al Castillo de Peñas Negras, del Siglo V, en esta localidad toledana.

El resultado de los trabajos consiste en diferentes planimetrías, mediciones y estudio previo de las estructuras, enfocadas a la divulgación de este estudio para la puesta en valor de las construcciones con el objetivo de dar traslado de manera sencilla y atractiva de los resultados de la investigación a los ciudadanos, incluyendo recreaciones 3D, esquemas, etc…

El regidor moracho, Emilio Bravo, se mostraba muy satisfecho y agradecido al estudio que la Complutense ha realizado porque “lo que no se conoce se pierde, y esto es lo que estamos evitando desde el Ayuntamiento apoyando este tipo de estudios. Por un lado ponemos en valor nuestro castillo y su sierra como parte importantísima de la historia y patrimonio de Mora, y por otro ponemos en valor nuestro patrimonio ante nuestros vecinos con la difusión de este trabajo, ya que nuestro Castillo y su sierra  lleva unido a los morachos desde hace siglos”, indicó el alcalde, que mostró la total disposición municipal para el proyecto continúe el próximo año.

Por su parte, el director del Proyecto, el Profesor del Departamento de Historia del Arte Medieval de la Universidad Complutense de Madrid, Francisco José Moreno Martín, quiso mostrar su agradecimiento al Ayuntamiento de Mora “la verdad es que hemos recibido mucho apoyo y la disposición por parte del ayuntamiento, además del acpecto económico, ya que muchas veces llamamos a muchas puertas en las que no somos escuchados”. También agradeció la disposición del alcalde en hacer todo lo posible para continuar con los trabajos el próximo año, ya que la intención del grupo de expertos que han trabajado en Mora era continuar su labor de investigación este año 2017, pero no fue posible debido a que el pasado mes de junio Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha denegó su apoyo al proyecto, lo que supuso una profunda decepción por no reconocerse el trabajo realizado el pasado año “además de infravalorar la implicación y apoyo que el Ayuntamiento de Mora da a este proyecto.

El Ayuntamiento quiere continuar el proyecto

La realización de este tipo de actuaciones está dentro de los propósitos del actual equipo de gobierno moracho, para la sierra del Castillo, por eso y ante la negativa de apoyo por parte de la Junta de Comunidades, Bravo manifestó que “el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de financiar en solitario la continuidad de este estudio arqueológico, ante la gran importancia que tiene para los morachos, así como la relevancia regional o incluso nacional que pudiese tener a nivel arqueológico, según nos ha explicado Francisco en esta presentación”, concluyó.

El estudio entregado esta semana fue posible gracias a la cofinanciación del Ayuntamiento de Mora, que se hizo cargo del 15% del presupuesto, pero además, gracias a la permuta realizada por el actual alcalde moracho, Emilio Bravo, de las 105 hectáreas correspondientes a toda la sierra del Castillo de Peñas Negras, todo ello para poder disfrutar de la titularidad de la sierra en la que se ubica la fortaleza y que permitiese al consistorio moracho proteger este entorno en base a la importancia histórica de la fortificación.

Compartir