ACUDIÓ SIN MANTILLA

El detalle que salta a la vista de la mujer de Pedro Sánchez en el Vaticano

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llegado puntual, a las 9:12 horas, a su cita en el Vaticano con el Santo Padre con el que se reúne por primera vez. Se trata de hecho del primer encuentro entre el pontífice y un presidente español en 7 años.

Sánchez, que ha venido acompañado de su esposa, Begoña Pérez, ha llegado en una berlina de marca Masserati facilitada por el Gobierno italiano, algo habitual en estas ocasiones, hasta el patio de San Dámaso desde el que se accede al Palacio Apostólico.

Precisamente, de la reaparición de la esposa de Pedro Sánchez se han destacado dos detalles. Por un lado, su nuevo corte de pelo con flequillo y por otro, que pese a cumplir con el protocolo y vestir con un sobrio vestido negro por debajo de la rodilla, no haya optado por lucir mantilla ni cubrirse la cabeza, algo que ya hizo la reina Letizia hace unos años.

También estaba presente la embajadora de España ante la Santa Sede, Carmen de la Peña.

Sánchez, que aterrizó este viernes en el aeropuerto de Fiumicino a las 7:50 horas, ha sido recibido por el regente de la Casa Pontificia, Monseñor Leonardo Sapienza, quien no lucía ningún tipo de mascarilla.

Regalo del Papa a Pedro Sánchez

El Papa ha regalado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un relieve en bronce patinado que enmarca la figura de una mujer con un niño en brazos que entra en la columna de la Plaza de San Pedro, unas grandes manos entrelazadas en señal de fraternidad y una barca todavía en el agua con migrantes.

Según la explicación que ha adjuntado el Vaticano al objeto regalado, la frase inscrita en el marco 'Riempiamo le mani di altri mani' ('Llenemos las manos de otras manos') hace "referencia al llamamiento constante del Papa Francisco a la acogida y a la misericordia".

Asimismo, el Papa le ha obsequiado con los escritos más importantes que constituyen la hoja de ruta de su pontificado: la exhortación apostólica 'Amoris laetitia', sobre el amor en la familia así como las encíclicas 'Evangelii Gaudium', 'Laudato Si' y la última, 'Fratelli Tutti'.

Por su parte, Sánchez ha regalado al Santo Padre un facsímil del 'Libro de horas' del obispo Juan Rodríguez de Fonseca. Esta reproducción, cuyo original manuscrito data del siglo XV, es un libro de rezo para uso privado ricamente ilustrado.

Sánchez ha abandonado el patio de San Dámaso que accede al Palacio Apostólico en torno a las 11:00 de la mañana tras reunirse con el sumo pontífice por un espacio de 35 minutos y se ha dirigido directamente al aeropuerto de Ciampino de Roma sin hacer declaraciones a los medios de comunicación.

Este encuentro con el Santo Padre se produce después de la fallida moción de censura presentada por Vox. Sánchez estuvo el pasado martes en Roma para participar en el 17º Foro de Diálogo Italia-España en la que se reunió con el primer ministro del país anfitrión, Giuseppe Conte. La reunión se produce en un momento en el que el Ejecutivo impulsa el proyecto de ley de la eutanasia y la reforma de la ley del aborto.

Compartir