DESTINADA A CÁRITAS DE TOLEDO

La 'operación kilo' de los trabajadores de Eurocaja Rural se salda con 1.500 kilos de comida

El presidente de Eurocaja Rural, Javier López, ha entregado a Cáritas Diocesana de Toledo 1.500 kilos de alimentos no perecederos donados por los más de 1.000 trabajadores de la entidad financiera en los XIV Juegos Corporativos 'Desafío 2018', celebrados del 4 al 9 de junio en la Dehesa Boyal de Los Yébenes.

López ha hecho entrega de esta partida a la coordinadora del Centro Diocesano de Distribución de Alimentos, Marisa Martínez, y al secretario general de Cáritas Toledo, Javier García-Cabañas Araque, ha informado la entidad en nota de prensa.

Los alimentos son productos básicos como pasta, legumbres, aceite, azúcar, galletas, conservas, café y leche.

Esta acción se enmarca dentro de la 'operación kilo', por la que cada trabajador de Eurocaja Rural recibió la camiseta de su equipo en el 'Desafío' a cambio de un kilo de alimentos no perecederos.

Según Javier López, "esta entrega es un homenaje a la labor de Cáritas, sus trabajadores y voluntarios, así como un gesto de solidaridad de la plantilla de Eurocaja Rural con las personas más necesitadas".

A su juicio, "esta ayuda refleja nuestra sintonía y colaboración con la obra social de la Iglesia Católica, que es Cáritas".

El presidente ha felicitado a Cáritas Diocesana de Toledo "por su importante labor y su lucha activa contra la pobreza y la exclusión".

Además, ha agradecido "a todas las personas que forman Cáritas, que dediquen sus energías, cualidades, tiempo y dinero tratando de dignificar la vida de tantas personas que, desgraciadamente cada vez más, necesitan ayuda".
 

COMPARTIR: