DESCANSE EN PAZ

Fallece Fernando Falcó siete meses después de la muerte de su hermano Carlos

Fernando y Carlos Falcó junto al Alcázar de Toledo. Foto: Instagram de Esther Doña Fernando y Carlos Falcó junto al Alcázar de Toledo. Foto: Instagram de Esther Doña

La desgracia ha vuelto a cebarse con la familia Falcó. Fernando Falcó, marqués de Cubas, ha fallecido esta madrugada a los 81 años de edad y tan solo siete meses después de que lo hiciera su hermano Carlos, marqués de Griñón. Fernando, al igual que su hermano muy vinculado a Toledo, se encontraba ingresado en una clínica madrileña desde hace unos días. Reacio a la popularidad, su última apariencia pública fue en el entierro de Jaime Carvajal Hoyos, marido de su sobrina Xandra Falcó.

 

El marqués de Cubas nació en Sevilla y era hijo de Manuel Falcó y Escandón, duque de Montellano, e Hilda Fernández de Córdoba y Mariátegui, marquesa de Mirabel. Por su lado materno heredó el marquesado de Cubas, que ahora pasará a manos de su único hijo, Álvaro, nacido de su primer matrimonio, con Marta Chávarri, una unión que acaparó muchas portadas tanto en sus inicios como por los motivos de su divorcio. La pareja estuvo casada seis años. Tras su divorcio, Fernando Falcó encontró de nuevo el amor al lado de la empresaria y aristócrata Esther Koplowitz, de la que se separó en 2009. En esta ocasión, la pareja se mantuvo alejada del foco mediático pese a la fama de ambos.

Abogado de profesión, en los últimos años llevó una vida muy discreta, aunque era habitual verlo frecuentando los mejores restaurantes de Madrid. Era un excelente gastrónomo y un experto en vinos, y un gran aficionado a la fiesta de los toros. Era amigo de la infancia del rey Juan Carlos, ya que estudió con él en Las Jarillas.

Como su hermano Carlos, Fernando estaba muy vinculado a Toledo, una ciudad que visitaba con asiduidad y donde guardaba grandes amigos como el restaurador Adolfo Muñoz.

Compartir