VIERNES SANTO

Las inclemencias meteorológicas impiden la salida de la procesión del Calvario en Tobarra

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reconocido la singularidad de la Procesión al Calvario, que se celebra en la localidad albaceteña de Tobarra cada Viernes Santo, y el esfuerzo de la Federación de Cofradías y Hermandades tobarreñas que organizan el itinerario del paso de la imagen de 'Nuestro Padre Jesús Nazareno' hasta la 'Bendición y que debido a las inclemencias meteorológicas no pudieron sacar el trono de la Iglesia de la Asunción.

El delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos que este viernes quiso acompañar a la la alcaldesa de Tobarra, Amparo Ballesteros y al presidente de esta Federación de Cofradías, José Manuel Vizcaíno, en este conocido Vía Crucis, ha transmitido su ánimo para las doce hermandades que conforman esta Procesión, resaltando que la Semana Santa de Tobarra, declarada de Interés Turístico Nacional desde 1988, "tiene sus raíces en el siglo XVI y es una de las más ricas en imaginería barroca de toda la provincia albaceteña".

Ruiz Santos ha recordado que la tamborada tobarreña forma parte del conjunto de rituales del tambor que han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en el presente año, y el reconocimiento como Bien de Interés Cultural (BIC) otorgado por el Gobierno regional, "tienen precisamente en esta congregación de miles de tambores durante más de cien horas y en La Bendición, sus señas de identidad", ha informado la Junta en nota de prensa.

Además, ha resaltado la proyección internacional de esta Semana Santa, su importante atractivo turístico en toda España, y la protección del patrimonio que se ha llevado a cabo durante siglos, trasladando el apoyo de la Junta de Comunidades, tras la suspensión de la Procesión.

COMPARTIR: