14 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

CIERTOS MEDIOS ASEGURAN QUE LA RELACIÓN ENTRE LA PAREJA REAL ES MALA

Filtran la supuesta razón por la que no se divorcia la Reina Letizia

Cobran fuerza los rumores sobre un serio distanciamiento matrimonial entre Don Felipe y Doña Letizia. El matrimonio no atraviesa su mejor momento, aseguran algunos medios, y son continuas las filtraciones y noticias, hasta el punto de que en la Casa Real existe preocupación con el comportamiento de la Reina Letizia en los últimos años .

Es cierto que el incidente de la Misa de Pascua en 2018 con la Emérita Sofía marcaba un antes y un después en el estatus de Doña Letizia en Palacio, pero la Casa de Su Majestad el Rey ya había afeado a la Reina muchas de sus actuaciones con anterioridad. 
 
Don Juan Carlos ha hablado de divorcio, así se lo sugería a su hijo Felipe VI, pero el resto de la familia del Rey es algo que también se lo ha puesto encima de la mesa a Don Felipe, que escucha especialmente a su madre, la Reina Sofía.

Pero hay un motivo por el que Doña Letizia no parece estar dispuesta a una separación formal al menos por muchos años, hasta que sus dos hijas, por las que se desvive, la Princesa de Asturias Leonor y la Infanta Sofía cumplan la mayoría de edad: el contrato firmado con la Casa Real como condición previa al matrimonio, las llamadas capitulaciones.

Y la Monarquía es contundente en este hecho, las capitulaciones firmadas por la entonces periodista Letizia Ortiz poco después de comprometerse oficialmente con quien era el heredero a la Corona, el Príncipe Felipe, no dejan lugar a duda alguna: Letizia renunciaba a la custodia de su futura descendencia, ahora ya con el paso de tiempo con nombres y apellidos, Leonor y Sofía.

Según han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a Palacio, Letizia Ortiz habría consultado la posibilidad de no acatar esas capitulaciones, documento que se vio obligada a firmar, algo que parece del todo imposible, es innegociable.

Doña Letizia sí se ha asesorado sobre la legalidad de ese ‘contrato'. Ya lo contaba en su libro Adiós Princesa David Rocasolano. El primo de la Reina le advertía: "Esto no son capitulaciones matrimoniales, Letizia. Este documento no es ni tan siquiera legal en algunos aspectos. En un contrato privado, ni en uno público se puede pactar la custodia de un menor sin pasar por un juzgado".

Y no está dispuesta Doña Letizia a renunciar a sus hijas y ese es el principal motivo que la hoy en día mantiene en La Zarzuela.

COMPARTIR: