06 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PREOCUPANTE DATO

Castilla-La Mancha es la segunda región que más bibliotecas ha perdido en 2016

FOTO: Europa Press
FOTO: Europa Press

Preocupante dato para la región desde el punto de vista cultural. Castilla-La Mancha se encuentra entre las regiones que más bibliotecas han perdido en 2016 con respecto a 2014. Y es que han desaparecido 25, un dato que sólo se ve superado en la Comunidad Valenciana (35 menos) y que se completa en este podio de dudoso honor con la presencia de Canarias (14 bibliotecas menos). 

Por el contrario, las regiones con los mayores aumentos han sido la Comunidad de Madrid, con 18 bibliotecas más; Cataluña, con nueve más y País Vasco, con seis más. 

El 48 por ciento de la población española hizo uso de los servicios bibliotecarios en 2016 y superó las cifras registradas en 2014 (47 por ciento) y 2012 (43,6 por ciento), según muestra la Estadística de Bibliotecas 2016 que el Instituto Nacional de Estadística ha publicado este miércoles.

Crecen los usuarios

Este estudio, que se realiza desde 1959, revela que el número de usuarios inscritos en las bibliotecas españolas creció un 2,1 por ciento entre 2014 y 2016 hasta alcanzar los 22,26 millones de personas (17,75 millones de usuarios adultos y 4,51 millones de infantiles), y señala asimismo que el número de bibliotecas descendió un 1,2 por ciento desde 2014. Por comunidades autónomas, las mayores proporciones de usuarios por habitante se observaron en Cataluña (73 por ciento de la población), Comunidad de Madrid (61,9 por ciento) y Castilla y León (54,2 por ciento).

Visitas a las webs

Por otro lado, las visitas a las páginas web de las bibliotecas aumentaron en el año 2016, mientras que se redujeron las realizadas en sala: de media, cada habitante acudió a la página web de una biblioteca 4,1 veces y a su sala, 4,2 veces. En el año 2016 el número de visitas a las páginas web de las bibliotecas (191,90 millones) aumentó un 8,5 por ciento respecto a 2014, mientras que el número de visitas en sala (197,07 millones) descendió un 4,8 por ciento respecto a 2014.

Por comunidades, las mayores tasas de visitas a la web por habitante se dieron en Castilla y León (9,1 visitas) Galicia (7,9) y Comunidad de Madrid (6,8). Por su parte, las mayores tasas de visitas en sala por habitante correspondieron a Comunidad Foral de Navarra (6,5 visitas), Cantabria (5,8) y Castilla y León (5,5).

COMPARTIR: