DECISIÓN DEFINITIVA

El Ayuntamiento de Mora decide suspender las fiestas en honor al Cristo de la Vera Cruz

El Ayuntamiento de Mora ha comunicado la suspensión definitiva de  todos los actos lúdicos y festivos de la Feria y Fiestas 2020 que se iban a celebrar del 14 al 20 de septiembre en honor al Cristo de la Vera Cruz.

Así lo decidía el consistorio moracho el pasado lunes en la Junta de Gobierno Local, decisión que ha sido apoyada por el pleno de la localidad toledana.

“Honestamente creo que, por responsabilidad y precaución, hemos tomado la mejor decisión posible”, ha asegurado el alcalde Emilio Bravo, quien ha puntualizado que se lleva a cabo la suspensión “para evitar aglomeraciones y el fomento de actividades que puedan derivar en comportamientos incívicos que nos lleven a generar situaciones de peligro o posibles focos de contagio por el covid-19”.

De nuevo la crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha motivado la suspensión de la única de las fiestas patronales que desde el ayuntamiento moracho tenían la esperanza de poder celebrar este año, ya que a mediados del pasado mes de junio se suspendieron definitivamente las ediciones 2020 de la Fiesta del Olivo y la celebración de su patrona Santa Ana.

Bravo ha declarado que al igual que ocurrió cuando suspendió la Fiesta del Olivo y la Festividad de Santa Ana, ha sido una decisión muy difícil y meditada, pero al igual que entonces, estoy seguro que cuento con la comprensión y apoyo de la inmensa mayoría de los morachos”. Sin embargo, aunque este año 2020 está siendo un año muy duro, el alcalde se ha mostrado “convencido de que vendrán tiempos mejores en los que podremos volver a celebrar nuestras fiestas con total normalidad. Ahora toca seguir demostrando la responsabilidad y prudencia que la práctica totalidad de mis vecinos vienen demostrando durante estos últimos meses”.

Así pues, lo único decidido es que el 15 de septiembre se celebre la tradicional misa en honor al patrón moracho, el Cristo de la Vera Cruz, en la iglesia parroquial de Santa María de Altagracia. Además, según informa Bravo, “aunque aún no hay una fecha cerrada, previsiblemente el día 16 o 17, celebraremos una misa funeral en nuestra parroquia por todos los morachos que nos han dejado durante los meses de estado de alarma, vecinos que no pudieron tener una despedida como se merecían por la situación que vivíamos entonces”.

Compartir