INICIATIVA MEDIOAMBIENTAL QUE ARRANCÓ EN 2017

Acaba el Proyecto Olmo de la Fundación Soliss con cien árboles plantados en las plazas y calles de Castilla-La Mancha

El Proyecto Olmo de la Fundación Soliss es una iniciativa medioambiental nacida a comienzos de 2017 con el objetivo ayudar a recuperar uno de los árboles más emblemáticos y amenazados de Castilla-La Mancha, el olmo autóctono (Ulmus minor). En las últimas décadas, la enfermedad de la grafiosis, causada por un hongo transmitido por la picadura de un escarabajo, ha diezmado las poblaciones de olmos en toda España, desapareciendo de nuestras plazas, calles y parques y poniendo en serio peligro su supervivencia.

La grafiosis del olmo es considerada una de las principales problemáticas ambientales que actualmente sufre nuestro país. Gracias al convenio firmado con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Fundación Soliss obtuvo la cesión de una partida de olmos resistentes a la enfermedad provenientes del Programa Español de Conservación y Mejora de los olmos ibéricos, con la condición de que los árboles fuesen plantados en lugares emblemáticos de los pueblos y ciudades de Castilla-La Mancha que solicitasen un ejemplar.

Una vez plantados todos los ejemplares donados por el Ministerio, el Proyecto Olmo de la Fundación Soliss ha concluido y es hora de hacer balance: han sido nada menos que 100 las localidades de Castilla-La Mancha en las que se ha plantado un ejemplar de olmo autóctono resistente a la grafiosis, siempre en lugares públicos con el objetivo conseguir que el olmo ibérico siga siendo un símbolo de convivencia en nuestras plazas como lo ha sido desde tiempo inmemorial, y bajo su sombra se sigan reuniendo niños y mayores.

Todas las plantaciones han estado acompañadas de un acto divulgativo en el que la Fundación Soliss ha explicado a miles de personas, especialmente niños, la importancia histórica y simbólica del olmo en nuestra tierra, así como el grave problema que supondría su extinción.

Estos 100 olmos crecen ya en toda la geografía regional con el objetivo de ser la avanzadilla de la recuperación de la especie y la esperanza de que nuestros hijos y nietos puedan seguir disfrutando de su sombra y de su compañía como históricamente sucedió en tantas y tantas plazas de toda Castilla, inspirando a poetas, pintores e intelectuales.

Gracias a la Fundación Soliss, ahora podemos decir que la recuperación del olmo autóctono en Castilla-La Mancha está más cerca.

COMPARTIR: