HABLAMOS DE SEXO

Por qué los hombres se disfrazan de mujeres

Ana M. Ángel Esteban Ana M. Ángel Esteban

Ahora que estamos en carnavales “todo vale”, por lo menos cuando te disfrazas.
Las raíces las encontramos en Egipto hace más de 5.000 años y ya desde antiguo a los hombres les has gustado representar papeles de mujeres. Tirando de curiosidades de la historia, ya en Grecia y Roma y en la época Isabelina, cuando se actuaba, sobre todo en dramas, los papeles de mujeres los hacían los hombres vestidos de mujer. En ocasiones se usaban ropas de mujer para burlarse y escandalizar. De hecho, ahora en la actualidad, la expresión “ir de trapos” tiene origen en el teatro de entonces. En el Antiguo Testamento, Deuteronomio 22,5 dice: ”La mujer no vestirá ropa de hombre ni el hombre se pondrá ropa de mujer…”.

La interpretación de algunos sociólogos sobre la preferencia de vestirse de mujer tiene que ver con la intención de devaluar la imagen de la mujer. Otros dicen que es un intento por neutralizar el miedo a la mujer.  Normalmente, cuando uno se disfraza de mujer lo hace exagerando los atributos femeninos. En ocasiones quieren saber qué se siente dentro del papel de mujer. Las normas sociales son más rígidas para ellos que para nosotras: hombres con pantalones y mujeres con pantalones o falda, maquillaje normalizado en nosotras pero en ellos “sospechoso”... Marlene Dietrich y Juana de Arco se vestían muchísimo de hombre. Ver a una mujer con vestimenta masculina no sorprende. Incluso, puede crear algún tipo de morbo como las corbatas, sobre todo.

La época de Carnaval sirve para descontrolarse, para permitirnos lo que tenemos reprimido tanto en forma de aspecto físico como en forma de comportamiento. Disfrazarnos es una forma de liberarnos de la rutina, de la tensión del día a día y para pasarlo bien de forma extra. Nos atrevemos a comportamiento inusuales sin sentirnos juzgados porque estamos bajo la “supervisión” de un disfraz con cierto aspecto, que es del que parece que depende lo que hacemos. Estamos”psicológicamente protegidos”.

Así que, si un homosexual que aún se oculta socialmente, se viste de mujer, ese día podrá expresarse abiertamente en lo que habitualmente intenta ocultar. Los que se excitan sexualmente con ropa de mujer al tocarla o ponérsela, también en carnavales tendrán la oportunidad y excitación sexual que de otra manera solo pueden tener en su privacidad.

Disfrazarse de mujer sirve para divertirse y sentir qué experimentamos por ejemplo subidas en unos tacones o para excitarse, que ya estamos hablando de una psicopatología. Donde más se disfrazan de mujer en en Tenerife y donde menos en Cádiz, donde tienen más peso las comparsas.

En cualquier caso , ya sea a través de un disfraz o no, taparse los ojos es lo que más seguridad produce. Los ojos son la parte de nuestro cuerpo que más habla de nuestro interior y, aunque se pueden entrenar las miradas con mucho esfuerzo, los ojos siempre hablan.

Disfrazarnos nos da la oportunidad de poder realizar nuestros sueños y ser durante unos días o momentos lo que nos gustaría ser.  Y el tipo de disfraz también dice de nuestra personalidad. Por ejemplo, quienes se disfrazan de época o de personajes políticos famosos suelen soñar con poder y grandeza, quienes cultivan mucho su cuerpo buscan un disfraz que represente su vanidad, los histriónicos buscan disfraces muy originales, pretenden siempre llamar la atención...

Todo vale en estos días de carnaval. ¡Ah! Se me olvidaba: este año el succionador de clítoris, número uno en ventas, también es muy usado para disfrazarse. ¡¡¡Ojo cómo estamos!!! Je, je, je.

 

Ana M. Ángel Esteban es psicóloga clínica y sexóloga.

 

Consulta en Toledo y online. Teléfono 615224680.

 

ARTÍCULOS ANTERIORES DE LA MISMA AUTORA

14 de febrero, ¿quién debería celebrarlo?

¿Cómo saber si somos bisexuales?

¿Qué hacer cuando ella no quiere sexo?

Las consecuencias de besar a nuestros hijos en la boca

¿Cuánto amor nos cabe en una noche de una sola vez?

Claves para una comunicación eficaz en la pareja

Succionador de clítoris, masturbación y demás juguetes sexuales

Traumas y repercusiones psicológicas en los niños abusados

Pederastas y pedófilos, ¿saben lo que hacen? Cómo actúan

La importancia de sentirse deseado, tanto física como emocionalmente

Por qué regalamos sexo a cambio de "amor" viviendo una mentira

Día mundial del orgasmo femenino: todas las claves para disfrutarlo

Razones para ser infiel

Ocho claves para mantener una erección y disfrutarla

Las posturas y prácticas que preferimos las psicólogas

Cómo aumentar la seguridad en uno mismo paso a paso

Estrategias para olvidar a tu ex y no morir en el intento

Curiosidades sexuales masculinas que ni ellos conocen

Cómo afrontar las críticas sin sentirte hundido

Terapia de pareja, la mejor forma de ordenar la relación

¿Cuántos hombres reconocen sentirse atraídos por otro hombre transexual?

¿El tamaño influye?

Qué hacer ante una pérdida de erección

Adictos al sexo

Cuando calienta el sol, ¿se calienta todo lo demás?

El desamor como acto de amor hacia tu pareja

La eterna pregunta: ¿Existe el punto “G”?

El primer objetivo y casi el único de la sexualidad: Disfrutar

El orgasmo y la penetración van por caminos distintos

Compartir
Update CMP