DE LOS HOSPITALES DE VILLARROBLEDO Y TOMELLOSO

Un médico castellano-manchego logra un doble premio por investigar el intestino

El doctor Emilio José Laserna Mendieta, del Laboratorio de Análisis Clínicos de la Gerencia de Atención Integrada de Villarrobledo y de la Unidad de Investigación de Digestivo de la Gerencia de Tomelloso, ha sido reconocido con dos premios por la Asociación Española del Laboratorio Clínico (AEFA) y la Asociación Castellano Manchega de Análisis Clínicos (LABCAM).

Los jurados de ambos certámenes han valorado con la máxima puntuación dos artículos publicados por el doctor Laserna sobre la enfermedad inflamatoria intestinal en la revista 'Clinical Chemistry and Laboratory Medicine', una publicación científica internacional de gran impacto dentro del ámbito del laboratorio clínico, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El artículo titulado 'Comparasion of a new rapid method for the determination of adalimumab serum levels with two established ELISA kits' (Comparación de un nuevo método rápido para la determinación de niveles séricos de adalumimab con dos kits de ELISA comerciales) obtuvo el reconocimiento de la Asociación Española del Laboratorio Clínico por la comparación entre dos métodos diferentes que realizan los laboratorios para determinar los niveles séricos de un fármaco, llamado adalimumab, que se utiliza para tratar a los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal.

La monotorización de los niveles sanguíneos de este fármaco es importante para saber si el paciente está respondiendo al mismo o si debe realizar un cambio de tratamiento.

Esto permite a los facultativos detectar de forma más fiable cuándo el fármaco está perdiendo su efectividad y resulta aconsejable cambiar de medicamento o aumentar la dosis, lo que hace que las decisiones por paciente sean individualizadas. Pero es que también supone un ahorro al sistema de salud que no gasta dinero en un medicamento no está funcionando adecuadamente en ciertos pacientes.

En este trabajo de investigación se compara un método rápido que fue lanzado al mercado a principios de 2018, y que permite obtener resultados en unos 15 minutos tras una centrifugación del suero, con otros métodos que son más lentos y que requieren la acumulación de varias muestras para el procesado. El objetivo de este estudio fue evaluar si los resultados obtenidos por esos métodos son intercambiables o si, por el contrario, no son comparables.

Los resultados mostraron que, aunque los métodos no son completamente intercambiables entre sí, existe un alto porcentaje de coincidencia para detectar niveles bajos del fármaco y así el nuevo procedimiento podría identificar de forma más rápida a aquellos pacientes en los que valorar cambios en su tratamiento.

PREMIO LABCAM

Por otro lado, la publicación titulada 'Faecal calprotectin in inflammatory bowel diseases: a review focused on meta-analyses and routine usage limitations' (Calprotectina fecal en enfermedad inflamatoria intestinal: una revisión centrada en sus meta-análisis y en las limitaciones de su uso rutinario) logró el premio regional (LABCAM).

Se trata de una revisión sobre los aspectos más importantes de una prueba de laboratorio que se realiza en heces para diagnosticar y hacer el seguimiento de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal. Esa prueba se llama calprotectina fecal y es un indicador del grado de inflamación existente en el intestino de estos pacientes.

Con ella se evita que pacientes con sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal y que han dado niveles bajos de calprotectina se sometan a estudios endoscópicos invasivos, como la colonoscopia. En cambio, en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal que presenten niveles altos de calprotectina resulta aconsejable valorar hacer más exploraciones y un seguimiento más exhaustivo para decidir si es necesario realizar cambios en el tratamiento con el objetivo de disminuir la actividad inflamatoria.

Esta técnica analítica de diagnóstico clínico se lleva empleando unos 20 años pero está siendo más utilizada durante la última década, desde que estudios científicos han avalado su utilidad.

Compartir