PLANTACIÓN DE UN OLMO

El programa de la Fundación Soliss para recuperar un árbol emblemático llega a Seseña

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, y el presidente de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, han participado en la plantación de un olmo en la Plaza del Cristo de Seseña, acompañados por alumnos del colegio Gabriel Uriarte.

Esta iniciativa se enmarca en el Proyecto Olmo, impulsado por la Fundación Soliss con el objetivo de recuperar una de las especias arbóreas emblemáticas en la región y que se encuentra amenazada por la grafiosis, que ha diezmado la población de olmos en toda España.

Con esta plantación simbólica en uno de los espacios más representativos del municipio, el proyecto pretende recuperar el valor del olmo como emblema social y cultural.  Para el desarrollo del proyecto, la Diputación de Toledo y la Fundación Soliss firmaron un convenio para colaborar en la "Difusión y fomento de los olmos en la provincia de Toledo", contribuir a la recuperación de tradiciones históricas y al incremento de la biodiversidad en el medio urbano y natural mediante la reintroducción de ejemplares de Olmos resistentes a la grafiosis.

Muchas olmedas desaparecidas

Muchos de las olmedas de la provincia de Toledo han desaparecido por esta causa, independientemente que estuvieran en medio natural o el entorno urbano, y esta pérdida ha generado como consecuencia un vació cultural y ambiental.

Este proyecto forma parte de la difusión del 'Programa español de conservación y mejora de los recursos genéticos de los olmos ibéricos', a través de la donación por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a la Diputación de Toledo, de plantas resistentes a la grafiosis obtenidas a través del mencionado programa de conservación.

La obtención de estos ejemplares inmunes a esta enfermedad se debe a la investigación que desde 1986 vienen llevando a cabo el Ministerio y la Universidad Politécnica de Madrid.

Compartir