ARTE

Roberto Polo habla de "sueño realizado" un año después de aterrizar en Castilla-La Mancha

El coleccionista de arte Roberto Polo cree, un año después de la apertura del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo (CORPO), que éste es "un sueño realizado", que tiene que seguir evolucionando y que cuenta con una gran repercusión mediática nacional e internacional.

En una entrevista facilitada a los medios coincidiendo con que este viernes se cumple el primer aniversario del museo y la imposibilidad de hacer un balance presencial por el estado de alarma por el Covid-19, Polo asegura que ha encontrado en Castilla-La Mancha, en Toledo y Cuenca, el lugar que acogerá su legado.

Y pone especial énfasis en la repercusión mediática que está teniendo el museo, tanto a nivel local como nacional, y también internacional, lo que, en sus palabras, "supone un gran reconocimiento, recogido en publicaciones señeras como el Financial Times, que no puede ignorarse".

Habla del futuro inmediato, que es la sede que se abrirá en Cuenca cuando la situación de alerta sanitaria lo permita.

Y explica que se plantea ésta como "opuesta" a la de Toledo, para lo que contextualizará la modernidad que ya se expone en Cuenca, que desde los años 1950 fue una ciudad muy abierta a la contemporaneidad y acogió el primer museo de arte contemporáneo de este país, "confrontándola con las vanguardias europeas.

"En la sede de Cuenca, quiero aportar lo que en España aún no se conoce del arte moderno y contemporáneo; mostrar por ejemplo que la abstracción geométrica que allí vio la luz por vez primera en el año 1959, en Bélgica se practicaba ya en los años 1890".

En cuanto a Toledo, resalta que no fue el importante flujo turístico de esta ciudad, debido a su cercanía con la capital de España, lo que más le atrajo, "sino aportar una nueva capa a la historia artística de una ciudad tan relevante culturalmente, que llegó a ser capital del mayor imperio jamás habido en la historia".

En otro momento de la entrevista, Polo valora la respuesta y acogida de público que tiene el CORPO, un museo que, en sus palabras, "no deja indiferente a nadie que posea un mínimo de sensibilidad".

Y añade: "la gente sale emocionada por haber descubierto tantas cosas que desconocía de la historia del arte, sobre todo del período 1840-1932, años que fueron absolutamente revolucionarios en Europa".

Además, destaca que el CORPO expone un arte que, en su mayor parte, no existía previamente en museos españoles y ofrece una visión no conocida del arte moderno y contemporáneo enraizada en la historia del arte y su evolución.

Sobre el cierre temporal del museo por el Covid-19, el coleccionista señala que el arte tiene la capacidad de "ayudarnos a sobrevivir, trascender las circunstancias más difíciles" y hacer nuestras vidas mejores.

"Cuando estamos absorbidos por una obra de arte, en cualquiera de sus expresiones, olvidamos el sufrimiento presente", reflexiona Polo, para quien una de las funciones del museo es contribuir a aliviar el dolor en momentos como éste, acercando nuestro arte a la sociedad.

Y recalca que "lo hacemos a través de los medios que la situación actual nos permite, que son los canales virtuales; lo estamos haciendo como todos los grandes museos del mundo".

Por otro lado, el coleccionista confirma que, desde su ciudad de acogida, sigue comprando piezas para enriquecer la colección, ya que "mi única guía -asevera- es la búsqueda de la excelencia y, para ello, cuando necesito liquidez, vendo piezas en subasta".

Roberto Polo se refiere también en la entrevista al apoyo que recibió del presidente de Castilla-La Mancha para llevar a cabo su proyecto y afirma que su apoyo "fue fundamental para que el museo se abriera y lo sigue siendo para que continúe creciendo".

Compartir
Update CMP