CONVENTO DE LOS DOMINICOS

El Obispado quiere vender o ceder un emblemático convento de Ciudad Real porque no puede mantenerlo

Gerardo Melgar, obispo de Ciudad Real, en una imagen de archivo Gerardo Melgar, obispo de Ciudad Real, en una imagen de archivo

El Obispado de Ciudad Real se plantea vender o ceder el convento de la Asunción de Calatrava de Almagro (Ciudad Real), conocido popularmente como el Convento de los Dominicos, ante el gran coste que supone mantener este emblemático e histórico edificio.

El obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, a preguntas de los medios de comunicación, ha dicho este miércoles que "no ha habido una oferta como tal" para comprar este edificio, si bien ha reconocido que a la Diócesis "llegó un señor que, en vez una oferta, lo que buscaba era un chollo".

Melgar ha reconocido el interés de la Diócesis de Ciudad Real en vender este convento, pero ha dejado claro que, en ningún caso, la Iglesia "va a regalar" este edificio vendiéndolo por debajo de su precio de tasación en el mercado. "Somos responsables del patrimonio de la Iglesia", ha matizado el obispo, que ha advertido de que este edificio no se venderá por debajo de este precio.

El obispo, a preguntas de los periodistas, también ha reconocido que no ha habido ningún interés por parte de ninguna administración pública de quedarse con este edificio histórico, aún cuando no fuera en la modalidad de venta, sino en la de cesión por un determinado tiempo, con el compromiso de su conservación.

Una buena medida

En este sentido, ha dicho que a la Diócesis de Ciudad Real le parecía una buena medida "la cesión del convento a una institución pública durante un tiempo, con el compromiso de mantenerlo", aunque no han tenido ofertas de este tipo.

Según ha señalado el obispo, cada año se vienen invirtiendo en el mantenimiento de este edificio unos 15.000 euros, sin tener en cuenta otras obras de reparación que se deben llevar a cabo y que se han paralizado ante la posibilidad de que se pudiera realizar esta venta.

Además, el Obispado ha invertido en contratar un dispositivo de videovigilancia del inmueble y una empresa de seguridad, que se encargará de garantizar su seguridad.

Compartir