12 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

EL NEGOCIO DEL SEXO CRECE EN LA PROVINCIA

Un proyecto de Cáritas de Toledo consigue liberar a 13 mujeres de la prostitución

Un total de 13 mujeres han conseguido salir de la prostitución gracias al Proyecto Santa Marta que desde el año 2015 impulsa Cáritas Diocesana de Toledo y que tiene por objeto el acompañamiento y la atención a mujeres víctimas de la prostitución que quieren reinsertarse.

Así lo han explicado en una rueda de prensa el delegado episcopal de Cáritas en Toledo, José María Cabrero, y la coordinadora del proyecto, Paloma Martín de Vidales, que es trabajadora social.

Este año, la iniciativa cuenta con la financiación de Cáritas España, el Gobierno central a través del Ministerio de Sanidad, Igualdad y Servicios Sociales y el Ejecutivo de Castilla-La Mancha.



Cabrero ha explicado que el proyecto persigue visibilizar esta realidad en un país en el que el consumo de sexo va en aumento y ha puntualizado que la Iglesia en Toledo "trabaja por la mujer víctima de todo tipo de violencia".

"La Iglesia desde siempre ha querido intervenir en favor de las mujeres", ha afirmado Cabrero, quien ha añadido que esta iniciativa de ayuda a la mujer en situación de prostitución también se desarrolla en otras ciudades españolas como Ourense, Las Palmas de Gran Canaria, Huelva o Santiago de Compostela.

El delegado de Cáritas en Toledo ha calculado que el negocio de la prostitución mueve en España 3.500 millones de euros al año -10 millones al día-, lo que supone el 0,35 por ciento del PIB, "un volumen similar al de la industria del calzado", con Madrid y Barcelona como dos de las ciudades europeas con más consumo de prostitución.

Un 20 por ciento son españolas

Además, ha cifrado en 100.000 el número de prostitutas en España, de las cuales un 20 por ciento son españolas, mientras que el resto proceden de países como Nigeria, Brasil o República Dominicana, y ha estimado en 1.600 los locales extendidos por el país en los que se desarrolla esta actividad "dolorosa e inhumana" para las mujeres.

Por su parte, Martín de Vidales ha indicado que en la actualidad el proyecto, cuya sede se ubica en Centro Teresa de Calcuta del Barrio de Santamaría de Benquerencia, atiende a cuatro mujeres, dos de las cuales están en proceso de reinserción mientras que dos han recaído.

En ese sentido, ha matizado que el proyecto pretende "lograr que la mujer se empodere a nivel personal, social, familiar y laboral" y ha puesto el acento en el aumento del número de locales dedicados a la prostitución en Toledo.

Para Martín de Vidales, "es difícil que una mujer salga de la prostitución", ya que es un negocio "que mueve mucho dinero" y en el que participan muchos agentes como el prostituidor, "que gana dinero con la compraventa" y el cliente "sin el cual no habría prostitución".

"Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las mujeres, recuperar su dignidad, de manera que se sientan acompañadas y tengan una opción de vida libre y autónoma", ha aseverado.

Con escasa formación y cargas familiares

Además ha precisado que el perfil de mujer que practica la prostitución es el de una joven con una media 35 años, de origen extranjero, con escasa formación y habilidades laborales y con cargas familiares, bien en España o en sus países de origen.

Por otro lado, Cabrero se ha referido a la sexta edición de la campaña "Bebé", que recoge pañales, leche infantil y donativos "para cubrir las necesidades urgentes de muchas familias en riesgo de exclusión social", y al proyecto "Mater" de apoyo a la vida y a la mujer que ha hecho posible que nazcan 70 niños de mujeres que "se han visto abocadas al aborto".

COMPARTIR: