MALAMONEDA, EN HONTANAR

Un legendario castillo toledano entra en la Lista Roja: saqueado y en peligro de derrumbe

El castillo de Malamoneda, en Hontanar (Toledo) El castillo de Malamoneda, en Hontanar (Toledo)

El castillo y la torre de Malamoneda, en Hontanar (Toledo), se han incorporado a la Lista Roja del Patrimonio, que elabora la asociación Hispania Nostra, ya que este conjunto patrimonial construido en el siglo XIII, que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC), se encuentra en mal estado de conservación, con peligro de caída de la torre y de la fachada principal del castillo.

Esta asociación ha explicado, en un comunicado, que el conjunto medieval se encuentra en mal estado de conservación y que tanto la torre como el castillo han sufrido un expolio continuado durante los últimos años.

Además, la torre, de la que se conserva la mitad, presenta la pérdida de grandes sillares en la parte inferior de sus dos esquinas, aunque con mayor incidencia en el lado oeste, mientras que el castillo presenta un estado más aceptable de conservación, a excepción del lienzo este, donde se ubica la puerta, ya que en él se aprecia la pérdida de material en la base del muro y el minado de la esquina que no está derrumbada.

La torre y el castillo de Malamoneda, que fueron construidos en el siglo XIII, sirvieron de fortaleza y refugio para los antiguos habitantes de Malamoneda, un poblado contiguo al castillo que fue establecido tras la reconquista cristiana del siglo XII.

A pesar de que las construcciones que se conocen en la actualidad son de la época de la reconquista, el enclave ya debió ser habitado por romanos e, incluso, durante la Edad de Bronce.

Siglos de historia

En 1210, Malamoneda fue entregada por el rey a Alfonso Téllez de Meneses, con el fin de revitalizar la repoblación de la zona y éste, a su vez, la cedió momentáneamente a Roberto de Gales, antes de vender el castillo y todo el enclave -con otros de sus bienes en la zona- al arzobispo Rodrigo Jiménez de Rada en 1222.

En 1243 pasó a poder regio y, tres años después, a manos del concejo de Toledo en cuyo poder se quedó hasta las desamortizaciones del siglo XIX. A partir del siglo XIX, el poblado quedó abandonado y, por consiguiente, también el castillo y la torre.

Desde entonces todo el conjunto arqueológico de Malamoneda, en el que se incluyen ambos inmuebles, ha sido víctima de continuos saqueos y si bien durante los últimos años se han llevado a cabo trabajos de investigación y excavación arqueológica con el propósito de iniciar un proyecto que ponga en valor el yacimiento y revitalice la comarca, todavía no existe ningún plan de actuación.

El castillo de Malamoneda se encuentra ubicado junto al río Cedena, a los pies de la Sierra del Puerco.

Compartir
Update CMP