19 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

ALGUNAS PROCESIONES SE HAN SUSPENDIDO Y OTRAS HAN HECHO RECORRIDOS MÁS CORTOS

La lluvia se convierte en protagonista principal del Viernes Santo en Castilla-La Mancha

La procesión de los 'moraos' en Daimiel ha tenido que suspenderse
La procesión de los 'moraos' en Daimiel ha tenido que suspenderse

La lluvia que ha caído durante la madrugada y a lo largo de la mañana de este Viernes Santo ha obligado a la suspensión de algunas procesiones relevantes de Castilla-La Mancha y ha modificar otras, como la del Camino del Calvario, de Cuenca, que ha tenido que acortar su recorrido.

La lluvia que ha caído a lo largo de la mañana ha obligado a suspender la procesión de la Pasionaria de San Pedro de Ciudad Real, cuando ya habían salido algunas de las hermandades que participan en este desfile procesional de la Semana de Pasión ciudadrealeña, declarada de Interés Turístico Nacional.

También ha obligado a suspender la procesión de la Cofradía de Jesús Nazareno, conocida como procesión de "Los Moraos" de Daimiel (Ciudad Real), en la que habitualmente participan unos 5.000 cofrades, que tuvo que suspenderse después de que hubieran salido a la calle los primeros pasos.

Según ha informado en una nota de prensa el Ayuntamiento de Daimiel, sus responsables estuvieron esperando hasta última hora y retrasaron dos horas la salida, como prevén los estatutos, para tomar una decisión antes las previsiones meteorológicas negativas y finalmente decidieron que el desfile se iniciara, ya que en ese momento no llovía.

Así, tras la salida de los pasos del Niño y de la Virgen del Primer Dolor no pudo salir a procesionar el paso de Nuestro Padre Jesús Nazareno por la lluvia, que hizo necesario poner a resguardo a los que ya habían salido.

Recorrido más corto en Cuenca

En Cuenca, la lluvia también ha afectado a la procesión Camino del Calvario, conocida con el nombre de la procesión de "Las Turbas", que ha tenido que acortar el recorrido y finalizar unas dos horas antes de lo previsto.

El desfile procesional, el más emblemático de la Semana Santa de Cuenca, declarada de Interés Turístico Internacional, ha podido salir de la iglesia de El Salvador a las 5:30 horas en su horario habitual, pero a mitad de recorrido la llovizna, que ha arreciado de forma intermitente, ha hecho que los responsables de las hermandades que la integran hayan decidido no subir a la Plaza Mayor.

La llegada a la Plaza Mayor es uno de los momentos más esperados de la procesión, así como el canto del miserere a los pasos que la integran frente a la iglesia de San Felipe Neri por parte del Coro del Conservatorio de Cuenca, que este año no ha podido llevarse a cabo al acortarse el itinerario previsto.

La posibilidad de lluvia también está condicionando el desarrollo de la procesión En el Calvario, el segundo de los desfiles procesionales del Viernes Santo en Cuenca, cuya salida de la iglesia de San Esteban, prevista para las 12:30 horas, se ha retrasado media hora debido a la llovizna.

Al intensificarse la lluvia la procesión ha vuelto al templo de partida y a las 13:30 horas sus responsables finalmente han acordado iniciar el desfile procesional, que está discurriendo por las calles de Cuenca.

Sin embargo, y aplicando el protocolo de lluvia, los responsables del desfile han decidido recortar el recorrido de la procesión, que tampoco subirá a la Plaza Mayor, ubicada en el casco histórico de Cuenca, declarado Patrimonio de la Humanidad, e iniciará el descenso a la parte baja de la capital conquense desde la calle de El Peso.

Toledo, Tobarra y Ocaña

Donde si han podido celebrarse las procesiones, a pesar de que las previsiones meteorológicas no eran muy halagüeñas ha sido en Toledo, cuya Semana Santa está también declarada de Interés Turístico Internacional.

Así, y como estaba previsto, un minuto antes de las 24:00 horas ha salido de la Catedral de Toledo el Cristo de la Vega, que ha seguido su itinerario habitual en dirección calle Comercio y Plaza de San Vicente, para acceder desde allí a la bajada de los Carmelitas y a los Cobertizos.

También ha podido salir a las 3:00 de la madrugada y hacer su recorrido habitual el Cristo de la Expiración desde Santo Domingo el Antiguo, en la conocida como la Procesión del Silencio.

A su vez, en Tobarra (Albacete), cuya Semana Santa está declarada de Interés Turístico Nacional, no ha habido problemas en la Procesión del Calvario, que ha podido ascender al Monte Calvario donde se ha llevado a cabo la Bendición de Nuestro Padre Jesús, durante la que han callado los tambores que durante 104 horas suenan de forma ininterrumpida en el municipio.

Y en Ocaña (Toledo), que también tiene declarada su Semana Santa de Interés Turístico Nacional, se ha celebrado sin problemas la Procesión de las Caídas, aunque su desarrollo se ha modificado también por la amenaza de lluvia.

COMPARTIR: