08 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

PRIMERA ANFITRIONA DE LA NUEVA TEMPORADA DE "VEN A CENAR CONMIGO"

Cena de Olvido Hormigos en su casa de Los Yébenes y tragedia por una perdiz

La exconcejala toledana Olvido Hormigos ha inaugurado la nueva edición de 'Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition'. Hormigos ha preparado un menú de película con el que ha estado a punto de fracasar estrepitosamente, ya que la han pillado al intentar colar langostinos frescos por gamba cocida y ha visto, además, como Raquel Revuelta, una de sus invitadas, se negaba a comerse la codorniz que iba de primer plato... Por si fuera poco, su fin de fiesta ha sido totalmente desconcertante. Su salvación ha sido un postre de diez que ha hecho que su puntuación no fuera la que se veía venir.

Olvido Hormigos era la primera anfitriona de la nueva edición de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’, por lo que los protagonistas aún no sabían con quién compartirían mesa. Al llegar a Los Yébenes (Toledo) casi todos han acertado con Olvido, pero conforme han ido llegando el resto de invitados a su casa ha surgido el desastre: ¡Sofía Cristo solo conocía a Rafi Camino! Y pasaba un mal rato al no saber cómo se llamaban Raquel Revuelta y Olfo Bosé
¿Es Olvido Hormigos o Demi Moore? ¡Olfo Bosé y Rafi Camino flipan con los desnudos de su anfitriona!, cuenta la página oficial de la serie de Cuatro.

La elaboración propia es una de las cosas que más gusta a cualquier invitado que se precie. Y, muchas veces, a poco avispados que sean, cuando hay una trampa, el anfitrión acaba siendo descubierto. Es el caso de Olvido Hormigos. La exconcejala ha intentado pasar unas gambas comparadas cocidas por langostinos frescos y hechos en casa y ¡zas! ¡Pillada total!
 
El plato principal de Olvido Hormigos, una codorniz al horno, ha hecho tambalear toda la velada de la anfitriona. Por un lado, Sofía Cristo lo ha comido “por no hacer el feo”, ya que la salsa llevaba vino y ella no bebe nada de alcohol. Pero la verdadera tragedia iba de la mano de Raquel Revuelta, que se ha negado a comerse la codorniz: “Estoy viendo un cuerpo decapitado”.



El entrante acabó con la pillada de los falsos langostinos y el primer plato traumatizó a Raquel Revuelta, pero el postre ha salvado la cena de Olvido Hormigos. Su panna cotta con mango ha sido un triunfo total entre sus invitados. ¡Bravo Olvido!

Con la cena acabada, Olvido Hormigos invitaba sus comensales a su fiesta. La anfitriona buscaba llamar la atención y vaya si lo hizo. Su amigo Alejandro hizo una performance que dejó a todos flipando. “Desconcertante”, “inesperado”, “jamás hay que acabar abajo”, “no lo he entendido”… así hablaron del espectáculo los invitados de Olvido, que afortunadamente para ella no tuvieron muy en cuenta el extraño momento vivido a la hora de votar.

COMPARTIR: