20 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín

UN 8% MENOS QUE EL AÑO ANTERIOR

Cáritas Toledo atendió a 1.800 personas sin hogar en 2018

Cáritas Diocesana de Toledo atendió en 2018 a 1.798 personas sin hogar, un ocho por ciento menos que el año anterior cuando se asistió a 1.959 personas en esta situación, aunque el grado de ocupación en los centros que gestiona esta organización ha aumentado.

Así lo ha dado a conocer este martes la coordinadora del Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Diocesana de Toledo, Virginia Rodríguez, en una rueda de prensa en la que ha presentado una campaña impulsada por esta entidad que persigue "poner cara" a las personas que carecen de hogar.

Rodríguez ha explicado que en los últimos años se ha producido un cambio de perfil en el tipo de personas que acuden a los centros de Cáritas Diocesana de Toledo, debido a que "antes predominaba el transeúnte que vivía de albergue en albergue y ahora cada vez son más las personas que nunca han estado en la calle, pero que viven una situación de emergencia social".

Esto se ha traducido en un incremento del tiempo que estas personas permanecen en los centros de Cáritas, ya que "necesitan más atención y prestación económica".

Cáritas, que trabaja, ha apuntado Rodríguez, para que "estas personas puedan emprender un nuevo camino lleno de esperanza", cuenta con ocho centros en la diócesis toledana, tanto en Talavera de la Reina como en Toledo, pero también en Villacañas, Quintanar de la Orden, Sonseca, La Puebla de Almoradiel, Villanueva de Alcardete, Quero y Herrera del Duque, para auxiliar y alojar a aquellos que no tienen vivienda.

Un total de 23 personas contratadas dentro del Programa de Personas Sin Hogar y 211 voluntarios integran la plantilla de profesionales de esta organización. En 2018 atendieron a 660 personas en Toledo, a 378 en Talavera de la Reina, a 290 en Villacañas, a 176 en Quintanar de la Orden, a 105 en Villanueva de Alcardete y a 100 en Sonseca.

En líneas generales, los profesionales se ocupan de personas que viven en la calle porque no pueden pagar el alquiler al ser desempleados de larga duración, si bien también atienden a inmigrantes en situación irregular, personas con problemas de salud mental o con medidas judiciales que les impiden continuar en la vivienda familiar.

Personas como José Antonio Canseco y Carlos San Félix, que han leído un manifiesto en el que han pedido a la ciudadanía superar los prejuicios y miedos; a los medios de comunicación, construir informaciones "no estereotipadas" sobre la realidad de las personas sin hogar; y a las administraciones públicas, desarrollar políticas de prevención del "sinhogarismo" que garanticen el acceso a viviendas públicas de alquiler social.

El Programa de Personas sin Hogar de Cáritas Diocesana de Toledo está financiado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el IRPF, el Ayuntamiento de Toledo, fondos propios y donativos.

Por otra parte, la campaña 'Ponle cara', lanzada con ocasión de la Jornada de Personas Sin Hogar, que se celebra este domingo, 27 de octubre, contará con mesas informativas, exposiciones y actos de calle en Toledo y en Talavera que tienen como objetivo dar visibilidad a las personas que carecen de un techo donde cobijarse.

COMPARTIR: