ALIMENTACIÓN

¿Qué características tiene el mejor zumo de naranja?

Puede que el zumo de naranja sea el zumo de frutas más popular de todos. Lo puedes encontrar en múltiples versiones tanto en el supermercado como en bares y cafeterías. Y cuando piensas en el desayuno completo, seguro que a la mente te viene esta bebida.

El zumo de naranja gusta a prácticamente todo el mundo. Y a cualquier hora resulta un auténtico placer. Pero no todos los zumos de naranja son iguales. 

Los zumos envasados, por ejemplo, tienen mucho azúcar. A veces son azúcares añadidos. Otros son los propios de la fruta. Incluso así, los que provienen de concentrados siguen teniendo mucho más azúcar que el zumo natural. 

Incluso los zumos de naranja que proceden de naranjas 100 por 100 exprimidas (es decir, que no provienen de concentrados) necesitan tratamientos durante el envasado que les pueden hacer perder parte de sus vitaminas. 

Características del mejor zumo de naranja

El mejor zumo de naranja no es el que tiene menos aditivos o menos azúcares. Entonces, ¿el mejor zumo de naranja es que el solo tiene naranja y se toma recién exprimido? Este es el primer paso.

En muchos supermercados se vende el zumo de naranja recién exprimido. Este zumo de naranja es un producto natural sin ningún tipo de conservante ni tratamiento térmico. De hecho, los clientes pueden hacerlo ellos mismos en el supermercado y llevárselo a casa. Sin embargo, es todavía mejor exprimirlo en el momento de tomarlo. Además de ser mejor para el medio ambiente porque no es necesario consumir ningún tipo de envase, al zumo no le da tiempo a perder vitaminas. 

Pero todavía hay más: la calidad de las naranjas. Con unas buenas naranjas de calidad, recogidas en el punto óptimo de maduración, obtendrás un zumo maravilloso, tanto en sabor como en vitaminas.

Cómo hacer el mejor zumo de naranja

Para hacer un buen zumo de naranja necesitas unas naranjas de zumo de buena calidad. Las naranjas de zumo, por lo general, tienen la piel más fina y tienen mucho más zumo que las de mesa. De hecho, si intentas pelar y comer una naranja  de zumo, mucho de este zumo se te va a quedar en las manos y en plato.

Lava dos o tres naranjas (o las que necesites según la cantidad de zumo que quieras hacer) córtalas por la mitad y utiliza un exprimidor para sacarle el zumo. Puedes sacarle las pepitas con la punta de un cuchillo. Si no te gusta con pulpa, cuela el zumo con un colador. Vierte el zumo en un vaso y ¡a disfrutar! 

También puedes usar una licuadora. En este caso tendrás que pelar las naranjas y quitarle las pepitas. Además, puedes hacer una bebida de naranja en un robot de cocina. En este caso no necesitas pelar las naranjas si no quieres. Solo tienes que cortarlas en cuartos, añadir un poco de agua y algún edulcorante, dar unos golpes a máxima velocidad, colar y beber. 

Descubre aquí la receta del mejor zumo de naranja.

Compartir