CRISIS DEL CORONAVIRUS

La cultura castellano-manchega pide apoyo para un sector que "quedará muy tocado"

Diferentes responsables de la gestión cultural en la región han reclamado que, una vez superada la crisis sanitaria que está provocando el coronavirus, se ayude a este sector que, pese a caracterizarse por su "resilencia", va a necesitar de mucho apoyo.

"¿Qué haríamos estos días de confinamiento sin la cultura?", se ha preguntado la viceconsejera de este área del Gobierno castellanomanchego, Ana Muñoz, que ha destacado el trabajo que de forma altruista están ofreciendo muchos artistas y compañías de la región para hacer más llevadero el encierro.

"Una vez superada la crisis sanitaria habrá que recompensarles que este 'stand by' horrible está siendo más llevadero gracias a la cultura. Habrá que volver a sentarse en las butacas de los teatros y los cines, comprar discos e ir a conciertos", ha incidido la responsable regional de Cultura, en declaraciones a Europa Press.

Y es que Ana Muñoz ha recalcado que al igual que están haciendo muchos artistas de primer nivel, los castellanomanchegos también están mostrando su talento, como quedó de manifiesto el pasado 27 de marzo, cuando para conmemorar el Día Mundial del Teatro, se ofrecieron un total de 29 representaciones teatrales online, que tuvieron unas 4.000 visitas, cifras que, a su entender, "demuestran que los castellanomanchegos echan de menos ir al teatro".

Artes escénicas

En cuanto al programa Artes Escénicas, que con financiación regional y municipal dota de contenido y programación a la red de auditorios y teatros de la geografía castellanomanchega, la viceconsejera de Cultura ha recordado que el estado de alarma ha obligado a cancelar la temporada de primavera.

Muñoz ha asegurado que trabaja para garantizar la continuidad de este programa que, por primera vez, este año se extendía a los 12 meses, repartiéndose en una temporada de primavera y otra de otoño. Estaba previsto que entre el 7 enero y el 30 de junio, 150 compañías pusieran en marcha un total de 226 espectáculos en los 158 municipios adheridos a dicha red.

La cultura revierte en la economía toledana

También ha hablado con Europa Press el concejal de Cultura de Toledo, Teo García, que ha asegurado que la actividad cultural en la capital regional seguirá "hibernando" y se acompasará al ritmo que la realidad sanitaria vaya determinando.

En base a este criterio, la programación del Teatro de Rojas se retomará "si se puede" a final de temporada y si no a primero de octubre, mientras que la confección del programa de Corpus --cuya festividad religiosa se celebra el 11 de junio-- ha quedado en suspenso, pese a que la decisión de celebrar la procesión, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, dependerá de la Iglesia y de las cofradías.

En el caso de la conmemoración del nacimiento Alfonso X 'El Sabio', García ha precisado que al estar previsto que el grueso de actividades se celebren en el 2021, la confección del programa se retomará tan pronto como sea posible.

Dicho esto, el responsable de la Cultura toledana ha afirmado ser consciente de que el presupuesto de su Concejalía ha de ser "generoso", y por ello quedará supeditado a las necesidades básicas del Consistorio.

"La Cultura en Toledo vive un momento álgido y una vez superada la crisis sanitaria, lo deseable sería retomar el pulso de que lo hasta ahora se ha estado haciendo", ha dicho García, que se compromete a seguir coordinación y dinamizando toda la actividad cultural capitalina, donde "cada euro destinado a este sector revierte de forma exponencial tanto en el empleo como en la economía de la ciudad al dinamizar el turismo".

La cultura, sector productivo

En términos parecidos se ha expresado el concejal de Educación y Cultura de Ciudad Real, Nacho Sánchez, que ha indicado que si en un primer momento, tras decretar el Gobierno central el estado de alarma, "pecaron de inocencia" y aplazaron todas las funciones teatrales y actos culturales previstos al mes de mayo, a día de hoy, y viendo el cariz de la situación, ve "difícil" que la celebración sea factible.

De ahí que se muestre convencido de que la programación teatral forzosamente ha bajado su telón, pues a pesar de que el equipo de Gobierno tenga competencia para gestionar su actividad cultural depende, en última instancia, de las instrucciones del Ejecutivo central.

Dicho esto, y en relación a la conmemoración este 2020 del VI Centenario de la concesión del título de "ciudad" a Villa Real, Sánchez ha asegurado que de momento "queda en el aire", aunque el grueso de la programación está prevista para el último trimestre del año, pues fue en torno al 24 de diciembre cuando el rey Juan II de Castilla otorgó dicho reconocimiento.

"Tenemos ciertas cosas preparadas y la a espera. De momento el pliego de adjudicación de la gran exposición se ha paralizado, y se retomará en cuanto todo esté en marcha otra vez", ha añadido.

Por último, Sánchez ha incidido en la necesidad de que las administraciones, una vez superada la pandemia, sigan arropando a la cultura, sector que aún no había terminado de recuperarse de la crisis del 2008. "Además de ser algo maravilloso, lo cultural no deja de ser tejido empresarial y productivo del país, conformado por gente que tiene familia, que consume y que genera empleo y al que hay que apoyar".

Estival Cuenca no descarta ser "otoñal o invernal"

De su lado, Marco Antonio de la Ossa, director de Estival Cuenca, se mantiene a la espera del desarrollo de los acontecimientos para ver si es necesario aplazar la novena edición, cuya celebración está prevista entre el 24 de junio y el 4 de julio. "No queremos cancelar, si acaso aplazar. Es un año difícil y si tenemos que pasar a ser Otoñal o Invernal Cuenca, lo seremos. Hay que capear el temporal y adaptarse".

"En todo caso vamos a intentar que sea en este 2020", ha dicho De la Ossa que, en declaraciones a Europa Press, ha asegurado que, de momento, nadie se ha caído del cartel, aunque los artistas, las empresas de sonido o los representantes "tienen bastante miedo porque se les ha cancelado todo desde marzo".

"La cultura es un motor muy importante en la economía y habrá que darles un empujón cuando pase la crisis para que todas estas empresas facturen todo lo que no han podido durante este tiempo de confinamiento y no tengan que echar el cierre", ha añadido.

Dicho esto, se ha mostrado confiado en que todos "mecenas" que hacen que Estival Cuenca sea viable --administraciones públicas, sector privado y en mayor porcentaje los asistentes--, continúen apoyando esta iniciativa cultural, que reporta grandes beneficios económicos a la ciudad.

"Este año hemos hecho una apuesta importante y manejamos un presupuesto de 85.000 euros. Sería una pena que perdiéramos ese apoyo porque tendríamos que dejarlo", advierte.

Situación inédita

La responsable de Cultura de Guadalajara, Riánsares Serrano, ha asegurado que con toda la programación cultural suspendida, habrá que esperar a lo que dicte la situación sanitaria para decidir qué hacer en los meses de mayo y junio.

"En la mayor parte de los casos no se han suspendido los espectáculos, sino que los vamos a aplazar, en la medida de lo posible. Estamos analizando y evaluando todas las posibilidades, y buscando nuevas fechas con las compañías, que están reprogramando sus giras", ha indicado.

Mientras, el Maratón de los Cuentos que tradicionalmente se celebra el tercer fin de semana de junio, tendrá lugar el 25, 26 y 27 de septiembre.

"Nada consuela cuando has perdido a alguien querido, sobre todo de una forma tan cruel y despiadada, pero es verdad que ilusiona contemplar con esperanza un horizonte repleto de cultura", señala la presidenta de la Directiva del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil, en referencia a una vuelta de verano en la que una de las mayores celebraciones de la palabra en todo el mundo se sumará a la programación cultural de Guadalajara.

Compartir
Update CMP