LA DIPUTACIÓN REABRE 'EL BORRIL'

Así es la 'Senda de los animales', dos horas para recorrer en familia muy cerca de Toledo

El Gobierno de la Diputación de Toledo ha reabierto este fin de semana el Aula de Naturaleza 'El Borril' a los particulares, en una actividad que se mantendrá activa siempre teniendo muy en cuenta la evolución de la COVID-19, el cumplimiento de las medidas preventivas de seguridad e higiene y distanciamiento social.

El diputado responsable de Medio Ambiente y Mundo Rural de la Diputación de Toledo, José Antonio Ruiz, ha asistido a esta reapertura a los particulares, en un curso en el que se suspenden las visitas de los grupos escolares como medida preventiva por la COVID-19, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

La principal novedad para las visitas de los particulares durante todos los días de la semana es el diseño de un itinerario circular, debidamente señalizado, de un único sentido, con diferentes puntos de inicio y finalización, para evitar en todo momento el cruce de los visitantes, manteniendo así las medidas de seguridad establecidas.

Para la temporada 2020-2021, el periodo de visitas queda comprendido entre el 17 de octubre de 2020 y el 27 de junio de 2021, de lunes a domingo, incluidos los festivos, en horario de 9.00 a 14.00 horas, pudiendo visitarse la 'Senda de los animales', de forma autoguiada o guiada por el equipo educativo, así como el acuaterrario y la granja de animales domésticos.

Para poder visitar el Aula de Naturaleza esta temporada será necesario rellenar un formulario de solicitud 'online' que está a disposición del público en la página web de la Diputación.

Un paseo de dos horas

El Aula de Naturaleza 'El Borril' ofrece a los visitantes un recorrido circular y señalizado de 1,2 kilómetros, enmarcado en un entorno natural de monte mediterráneo, principal ecosistema de la comarca de los Montes de Toledo. La ruta por la 'Senda de los animales', cuya duración estimada es de 2 horas, deberá iniciarse antes de las 12.00 horas.

Su finalidad es facilitar la observación directa de las principales especies de fauna y flora que integran su rica diversidad biológica. Aprovechando la orografía y respetando la vegetación, se han recreado los hábitats de algunas especies de la fauna autóctona así como los de otras especies introducidas, procurando integrar las instalaciones con el paisaje, al objeto de lograr el menor impacto visual para los visitantes.

El camino es accesible para la mayoría de las personas, no exigiéndose mucho esfuerzo para completar el itinerario, si bien en algunos tramos es necesario ser precavido.

Agrupados por especies, la mayoría de los hábitats de animales dispone de un mirador desde el cual los visitantes pueden observarlos. Igualmente, los hábitats cuentan con paneles explicativos que resumen de manera sencilla los principales aspectos de la biología de cada especie.

Entre las especies de fauna que se pueden observar encontramos el lobo ibérico, ciervo, muflón, gineta, zorro, conejo, jabalí, gamo, cabra montés, arruí, codorniz, perdiz y anátidas.

Por lo que a las especies de flora se refiere, el visitante podrá observar la encina, coscoja, retama, cantueso, tomillo, y un largo etcétera de plantas.

Además, alrededor de la conocida con el nombre de 'Charca de los patos' se ha creado un arboreto con especies autóctonas que no se encuentran a lo largo de la senda con su correspondiente ficha botánica, tales como taray y fresno.

Un espacio para anfibios y reptiles

Uno de los recursos que el Aula de Naturaleza 'El Borril' pone a disposición de sus visitantes es el Acuaterrario, espacio dedicado a los anfibios y reptiles.

Cuenta con varias vitrinas naturalizadas, en las que están distribuidos ejemplares de las principales especies de anfibios y reptiles que habitan en la Comarca de los Montes de Toledo.

Los visitantes disfrutarán con la oportunidad de tener en sus manos estos animales e incluso de darles de comer. Entre los anfibios que forman la muestra pueden citarse el sapo corredor, la salamandra o el gallipato. En cuanto a los reptiles, el visitante podrá conocer el galápago leproso, el lagarto ocelado o la culebra de escalera.

Por su parte, la granja de animales domésticos transmite a los visitantes la importancia tradicional y actual de estos animales para realizar trabajos en el campo y como fuente de alimento o de otros productos como la lana.

Es necesario recordar a los visitantes el origen de alimentos fundamentales en nuestra dieta como la leche, los huevos, la carne y que conozcan el origen de cada uno de ellos así como el origen de materiales usados para fabricar ropa como la lana.

Para ello, en la granja se dispone de distintos establos al aire libre en los que los visitantes podrán observar incluso acariciar animales domésticos, como caballo, burro, vaca, oveja, cabra, cerdo, conejo, gallina o pavo.

En 'El Borril' se apuesta por el mantenimiento de las razas autóctonas de la provincia de Toledo y existe una representación singular de distintas razas de aves de corral.

Compartir