EN LA TERRAZA DE VENTA DE AIRES

Luis Miguel Rodríguez, El Chatarrero, cenó anoche con una amiga en un restaurante de Toledo

La fase 2 de la desescalada de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha permitido que abran las terrazas de los bares y que la gente salga a disfrutar de estos espacios con las precauciones debidas. Una de las terrazas de más éxito en Toledo estos últimos días ha sido la del emblemático restaurante toledano Venta de Aires.

Allí cenó la noche de este martes, acompañado por una mujer, Luis Miguel Rodríguez, conocido por ser el dueño de Deguaces la Torre y por su relación estos últimos años con Carmen Martínez-Bordiú, primero, y con Agatha Ruiz de la Prada después.

Luis Miguel Rodríguez, el Chatarrero (1956) o Luismi, como también se le conoce, saltó a la actualidad de la prensa rosa por su relación con Carmen Martínez-Bordiú. Tras romper con la nieta de Franco inició una relación con la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada que también se ha dado por concluida.

La velada en Toledo fue muy tranquila. La presencia de la pareja no pasó desapercibida para los demás clientes. Llegaron en un coche con chófer y nada más bajar se fijaron en un vehículo aparcado a la puerta al que Luis Miguel hizo varias fotografías, mientras su acompañante, de unos 40 años, esperaba, dando la impresión de que intentaba pasar desapercibida.

Durante la cena no pararon de hablar, demostrando que había gran complicidad entre ellos. Ambos vestían de manera muy informal. Él con vaqueros y camiseta azul y ella con un vestido corto de lunares y altos tacones.

Luis Miguel Rodríguez está muy vinculado a Toledo no solo porque comparte sus propiedades con su exmujer, María Asunción Fernández López, natural de un pueblo de La Sagra, sino también porque es propietario de una enorme finca en Nambroca, localidad muy próxima a la capital castellano-manchega. 

Compartir
Update CMP