FOTOGALERÍA

La Crónica del Rey Don Pedro vuelve a mostrar su espectacularidad en Torrijos (Toledo)

Al igual que las actividades se sucedieron de manera ininterrumpida en las XIV Crónicas del Rey Don Pedro, celebradas del 28 al 31 de marzo en Torrijos (Toledo), también el trasiego de público fue constante a lo largo de todas estas jornadas medievales que volvieron a crecer un año más, atrayendo por su espectacularidad- uno de los actos novedosos que acaparó más público fue la exhibición ecuestre-y carácter cohesionador.

De este modo, nuevamente se conservó el respeto por la base histórica real de esta fiesta, al tiempo que se introdujeron actividades innovadoras destinadas a mantener el interés, conjugándose también el saber hacer de las diferentes asociaciones locales con el aportado por empresas de espectáculos y la visita de agrupaciones de otra población con larga tradición de jornadas medievales como es Sansepolcro, de la Toscana italiana, que junto al colorido de sus bandereros medievales, en esta ocasión sorprendieron también con su espectáculo de ballesteros.

Propuestas muy diversas e innumerables detalles se tuvieron en cuenta hasta ensamblarse en un completo programa que en su desarrollo se transformó en una perfecta historia continuada, salpicada de numerosos elementos para la diversión, apostándose una vez más por el dinamismo y potenciándose cada vez más la decoración y los nuevos espacios.

En ese aspecto, este año destacó la Plaza de España, transformada con su arena esparcida y sus alpacas de paja en una plaza medieval. Por otro lado, el traslado de estas jornadas a marzo, facilitó además esa continuidad, habiéndose seguido desarrollando la actividad también en las horas centrales del día, algo que impedían las altas temperaturas en anteriores ediciones celebradas a finales de mayo o primeros de junio. Ese cambio de fechas permitió igualmente incluir en la programación una comida, con patatas con carne el sábado y migas el domingo, ofrecida por el precio popular de 1 € y con un cuenco de regalo con el anagrama de las Crónicas, que junto con las II Jornadas de la Tapa Medieval y los productos gastronómicos del mercado, contribuyeron a continuar la diversión sin necesidad de pasar por casa.

Novedoso fue, asimismo, el I Concurso de Comparsas Medievales pensado para incrementar la involucración del pueblo en las Crónicas y ensalzar el desfile de la comitiva real del sábado por la tarde así como la exhibición nocturna de lucha medieval celebrada ese mismo día por la noche.

Persistieron de igual modo, junto a los citados, otros elementos que se han ido sumando en los últimos años para hacer crecer las Crónicas, como la Noche del Correfoc, el Desfile de Gigantes y Cabezudos, el Pregón desde la Torre del Agua, la actividad “El Medievo en la Voz de sus Personajes”, la exhibición nocturna de tiro con arco, la teatralización del corregidor impartiendo justicia, la recepción a María de Padilla, la fusión de los delirios de Pedro I con el desfile de antorchas y danzas de la muerte, talleres, juegos y fotocall medieval, entre otras inclusiones, junto a la extensión de la decoración y duplicación del mercado.

El Ayuntamiento de Torrijos organiza las Crónicas gracias a la colaboración de numerosos colectivos locales: asociación de teatro “Carpe Diem”, Milites Xorxi, OJE Atalaya, asociación de mujeres “La Fuentecilla”, asociación de arqueros “D. Pedro I”, asociación de baile “María Victoria”, comparsa cristiana “Gutiérrez de Cárdenas”, asociación “Amigos de la Colegiata”, asociación “Un Camino Nuevo”, asociación de baile “Valdeolí”, grupo “Variedades”, asociación juvenil “Antares”, banda de cornetas y tambores de la Hermandad de Jesús Nazareno, Escuela Municipal de Teatro de Torrijos, la asociación juvenil “Kantuka” y “Signum Temporis”.

COMPARTIR:
TAGS: