EL CASO DE ANA BELÉN PINTADO

Citan a declarar a la matrona que asistió al parto de una "bebé robada" en un pueblo de Castilla-La Mancha

Imagen de archivo Imagen de archivo

La matrona que asistió el parto de Ana Belén Pintado, "una bebé robada" que fue adoptada por un matrimonio de Campo de Criptana (Ciudad Real), tendrá que declarar este próximo viernes, 13, en citación del fiscal que lleva el caso como no investigada.

La matrona está previsto que declare a las 12:00 horas en los juzgados de Plaza de Castilla, de Madrid, ha confirmado a Efe la propia Ana Belén, que en enero de 2019 presentó una querella criminal contra el doctor José María Castillo, meses después de localizar a su madre biológica, Pilar V.G., 45 años, después de que fueran separadas en una clínica madrileña de la que era director.

La querella se acompañó de la documentación original con la que contaba Ana Belén Pintado, como la partida original de su nacimiento, en cuyo margen figuran los datos de adopción con apellidos falsos y la declaración de nacimiento, firmados ambos por el doctor Castillo, en calidad de médico que asistió el alumbramiento.

La "bebé robada" localizó a su madre, de 71 años, natural de Lanzahita (Ávila) y residente en Madrid, merced a una llamada de una persona anónima el 10 de julio de 2018, el mismo día en que cumplió 45 años, que le dijo que conocía a una mujer que podía ser su madre.

Ana Belén corroboró, con información recabada del Instituto del Menor, el nombre y apellidos de su madre biológica, la menor de tres hermanos, y constató, además, que estuvo en una revisión ginecológica para el seguimiento de su embarazo el 25 de abril de 1973 en la Clínica Santa Cristina de Madrid, donde ingresó el 9 de julio y dio a luz al día siguiente, cuando tenía 24 años. 

Compartir