NUEVA PRESIDENTA DE LOS PRODUCTORES

La castellano-manchega María Luisa Gutiérrez, una de las mujeres más poderosas del cine español

La AEC, Asociación Estatal de Cine, la principal unión de productores, que engloba a más de 35 compañías, ha elegido nueva junta directiva, lo que ha supuesto un cambio en la presidencia, que ahora ha pasado a ostentar la productora María Luisa Gutiérrez, natural de Yunquera de Henares (Guadalajara).

Un organigrama que se completa con Emma Lustes (Vaca Films) como vicepresidenta y una junta compuesta por Carolina Bang (Pokeepsie Films), Mariela Besuievski (Tornasol), Luis Manso (Películas Pendelton), David Naranjo (Pris&Batty Films), Fernando Riera (A Contracorriente Films), Marta Velasco (Aralan Films) y María Zamora (Avalon).

La nueva presidenta, María Luisa Gutiérrez (Bowfinfer Internacional Pictures), cuenta con más de 25 películas en su filmografía y es responsable de la producción de algunas de las películas españolas más taquilleras como la saga "Torrente" o "Padre no hay más que uno", explica la asociación en un comunicado.

Gutiérrez, que es diplomada en Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, lleva más de un lustro siendo miembro de la Academia de Cine y fue vicepresidenta de la Asociación madrileña del Audiovisual.

Una trayectoria que le hizo presentarse al cargo de directora de la AEC con una candidatura que "pone voz a una parte fundamental del sector que engloba a las compañías más relevantes", como El Deseo ("Dolor y Gloria") o Morena Films ("Todos lo saben"). Sin olvidar defender los derechos de las productoras independientes.

La nueva vicepresidenta, Emma Lustres, de la productora gallega Vaca Films, lleva diez años en la junta de la AEC y cuenta con éxitos como "Celda 211", "El niño" o "Quién a hierro mata".

Un equipo renovado con el objetivo de representar a una industria lo más amplia posible, "garantizando la continuidad de gestión y el histórico de la Asociación, así como la renovación necesaria en cualquier entidad", dice Gutiérrez en la nota.

Y para lograrlo, pondrá el foco en la figura del productor independiente, "como gran impulsor de la diversidad cultural, que corre el riesgo empresarial de la producción y que hace posible que las películas y las series existan".

Compartir