BERRI TXARRAK, SKA-P, ROZALÉN O MOJINOS ESCOZÍOS

Más de 240.000 personas vibrarán ante los 110 artistas que pasarán por el escenario del Viña Rock

La localidad de Villarrobledo (Albacete) acoge hasta el sábado 4 de mayo, la XXIV Edición del Festival Viña Rock, que espera reunir este año a más de 240.000 personas, quienes disfrutarán de las actuaciones de 110 artistas en siete escenarios.

La fiesta ya ha comenzado con algunas actuaciones de bienvenida, ofrecidas el miércoles 1 de mayo y este jueves, cuando por ejemplo se subió al escenario del Viñarock la albaceteña Rozalén

Entre las principales actuaciones de esta edición está la de la banda navarra de rock Berri Txarrak, que dará aquí uno de sus últimos conciertos puesto que ya anunció su adiós para este año tras más de dos décadas sobre los escenarios, tal y como ha explicado a Efe la organización del festival.

También actuarán en el Viña Rock 2019 veteranos como SKA-P, Barón Rojo, Mojions Escozíos, La Fuga, Tremenda Jauría, Sociedad Alkoholica, Lasai o IRA. 

Este festival de música, uno de los más veteranos del panorama español, multiplica por diez su población habitual en este pueblo de La Mancha albaceteña, donde residen unos 25.000 vecinos, y también supone un gran impacto económico, ya que está calculado que el festival genera unos 20 millones de euros. 

Además, alrededor del festival lo vecinos de Villarrobledo han agudizado su ingenio para hacer también negocio.

Es el caso de Teresa Haro, propietaria de una casa cercana al recinto donde se celebra el festival, que ha explicado a Efe que, desde hace siete años, ha habilitado en su patio seis cabinas con ducha, con agua caliente.

Por tres euros, y mediante reserva previa para evitar colas de espera, los asistentes al festival pueden ducharse y, además, ofrece servicios adicionales como la recarga del móvil o el uso del baño individual.

Ha señalado que este jueves ya pasaron por sus duchas 200 personas y para este viernes tiene otras 300 reservas confirmadas. 

Teresa presta este servicio desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, que es la hora en que suelen empezar los conciertos y reconoce que "sirve como ayuda económica extra" y además, la familia entera se lo pasa "muy bien" porque los que vienen al festival "son gente muy maja".

De hecho, apunta que hay quienes repiten de un año para otro. 

Ha destacado que es un "buen ingreso" para muchas familias y que, por ejemplo, en otras casas vecinas hacen también bocadillos.

Además, la Gobierno en Castilla-La Mancha ha destacado que, para que todo el festival discurra sin incidentes, colaboran más de un millar de efectivos, entre agentes de la Guardia Civil y seguridad privada.

Y también el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha instalado, un año más, dos puntos de atención de urgencias médicas.

Por lo tanto, todo está preparado en Villarrobledo para una nueva edición del Festival Viña Rock, a la que también acompañará el buen tiempo.

COMPARTIR: