JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS Y MUCHAS ACTIVIDADES

La Catedral de Cuenca prepara su gran día y es toda una oportunidad para conocerla

La Catedral de Cuenca celebrará su “día” el próximo 24 de octubre con una jornada de puertas abiertas a un precio simbólico y una batería de actividades para dar a conocer esta joya arquitectónica, el espacio más visitado de la ciudad durante el año 2019.

Este año, la recaudación de la entrada simbólica, al precio de un euro, irá destinada a la restauración del retablo de la Asunción de la capilla “Barreda de Gómez el Viejo”, del siglo XVI, según una informado el templo catedralicio en una nota de prensa.

Aunque el acceso está permitido de forma presencial pero con aforos limitados, la Catedral retransmitirá en directo las actividades a través de YouTube.

Así, se ha programado un conferencia sobre el órgano gótico-renacentista de la capilla de Anaya de la Catedral de Salamanca, un instrumento del siglo XV, copia del realizado por el taller de Frédéric Desmottes en 2020 y que, para esta ocasión, se ha instalado en la Catedral de Cuenca.

Esta pieza ha sido recuperada en su integridad sonora tal como se construyó en 1485, tras intensos estudios sobre el instrumento y sonará por primera vez en Cuenca, donde permanecerá hasta el próximo verano.

Por la tarde

Por la tarde, a partir de las 17.30 horas tendrá lugar un espectáculo de magia para niños, para acercar el monumento más visitado de la ciudad en 2019 a los más pequeños.

Seguidamente, tendrá lugar el evento “#ElAtardecerDeLasCatedrales”, que permitirá subir a la cubierta de la Capilla de la Virgen del Sagrario, para ver atardecer, a los ganadores del concurso convocado días atrás.

Por último, se celebrará el ciclo música en la Catedral con un concierto a cargo de Bruno Forst, que permitirá escuchar el primer repertorio ibérico, tal y como pudo sonar en los inicios del siglo XVI.

Las entradas para este concierto, al precio de siete euros, ya están a la venta en la taquilla de la Catedral, el Museo Tesoro y la Iglesia de San Pedro.

Desde el año 2013, cada penúltimo sábado del mes de octubre, la Catedral de Cuenca abre sus puertas a conquenses y visitantes de una forma interactiva y didáctica.

Divulgar entre los ciudadanos y visitantes una de las joyas del Patrimonio conquense es la finalidad de esta jornada especial, que tiene 266 personas que se han inscrito como “Amigos de la Catedral” y que colaboran con aportaciones voluntarias anuales a la restauración de obras patrimoniales.

Compartir