Los infartos de miocardio no aumentan con el calor, según expertos

Dra. Carolina Robles Dra. Carolina Robles

Las altas temperaturas de esta época del año pueden provocar que la tensión arterial sea más baja. Esto hace que los pacientes que toman tratamiento antihipertensivo durante todo el año puedan necesitar un ajuste de medicación con el fin de evitar que sufran mareos (síncopes) por una bajada excesiva de la tensión arterial.

Por el contrario, en verano se produce una menor incidencia de infarto de miocardio. Un estudio publicado el año pasado en la Revista Española de Cardiología, que incluyó a más de 6.000 personas y analizó la incidencia de infartos desde junio de 2013 hasta junio de 2017, reveló que durante los meses de mayor calor no hay un aumento de la incidencia de los infartos de miocardio. El aumento sí se comprobó en los meses que bajan las temperaturas, es decir, mayor número de infartos en invierno que en verano. 

A la hora de saber cuándo puede existir una alteración cardíaca que obliga al paciente a una revisión cardiológica, la Dra. Carolina Robles, cardióloga de la Clínica Medicina y Prevención Cardiovascular indica que “siempre que aparezca dolor torácico, sobre todo con los esfuerzos, fatiga, piernas hinchadas, mareo o palpitaciones el paciente debe acudir a un cardiólogo para realizar una revisión que incluya electrocardiograma y ecocardiograma, entre otras pruebas, en función de los síntomas”. 

En el caso de haber sufrido un infarto de miocardio la Dra. Carolina Robles subraya que “es fundamental llevar unos hábitos de vida saludables, con ejercicio físico regular y una dieta equilibrada baja en grasas saturadas. También es de gran importancia no fumar ya que el hábito tabáquico tras un infarto aumenta el riesgo de sufrir un nuevo infarto. Además es importante que aunque el paciente esté de vacaciones se siga tomando toda la medicación y se continúe los hábitos recomendados, sin cometer excesos con la dieta. Nuestro objetivo es que el paciente, tras sufrir un infarto, pueda volver a una vida normal en todos los ámbitos de su vida, con una mejor alimentación y fomentando el ejercicio físico y autocuidado”. 

Más información: www.doctorpadialcardiologia.com 

Compartir
Update CMP